logoNavbar

Tarjetas prepagadas: ¿qué son y como usarlas?

Escrito por Estefanía Teixeira - 1 de abril de 2022

Tarjetas prepagadas: ¿qué son y como usarlas?

Las tarjetas prepagadas se definen como un instrumento financiero que permitirá al usuario consumir con anticipación un determinado valor mediante la tarjeta. Es una tarjeta de débito que admite funciones como una tarjeta de crédito.


Este tipo de tarjeta debe ser recargada cada cierto tiempo, hasta que el importe recargado se consuma. Por lo general y en su mayoría, este tipo de tarjetas no se encuentran afiliadas a una cuenta bancaria, tomando como ejemplo a MasterCard, Visa, Maestro y Diners Club.

La usabilidad de este tipo de tarjeta es cuestionable, ya que muchos usuarios bancarios tienden a confundirla. A todas estas, ¿Realmente conoces las utilidades de las tarjetas recargables?

Tarjetas prepagadas: Funciones y características principales

Las tarjetas prepagadas se establecen como un tipo de tarjeta de débito. Esta tarjeta se debe recargar con regularidad, dependiendo directamente con lo que se vaya a consumir.

El gasto realizado ascenderá hasta el importe facturado sin excederse del mismo. En conclusión, este tipo de tarjeta obliga a sus consumidores a anticipar el capital que se consumirá. Una vez que el capital ingresado se consuma, la tarjeta deja de funcionar hasta que se emita una nueva recarga.

Así mismo, una característica innegable de estas tarjetas es que no necesitan estar afiliadas a una cuenta bancaria necesariamente. De cierta forma, este instrumento de pago supone una forma más segura de uso, ya que no es necesario el ingreso de datos personales.

Características de una tarjeta prepaga

A diferencia de las tarjetas de crédito o débito, las tarjetas prepagadas poseen características únicas, entre las cuales se encuentran:

  • Mantener un control del gasto generado
  • Se encuentran respaldadas por entidades financieras que mantienen una gran responsabilidad.
  • Es netamente independiente, es decir, que no está anclada a una entidad bancaria.
  • En base a su funcionalidad, estas se pueden catalogar de distintas formas
  • Están canalizadas dentro de medidas de seguridad antirrobo

Estas son algunas de las características básicas que admiten una tarjeta de esta índole, ideal para deshacerse de los molestos problemas bancarios.

Ventajas y desventajas de las tarjetas prepagadas

No todo resulta perfecto, siempre existirán rasgos buenos, como otros no tan positivos. Las cualidades que representa esta tarjeta y su apreciación, dependerá directamente de la utilidad que el usuario quiera dedicarle.

Ventajas:

  • El uso de la tarjeta será totalmente anónimo
  • Es posible utilizarla así no se disponga de una cuenta bancaria, presentando total independencia de los bancos.
  • Permite establecer un control financiero sobre las finanzas personales
  • Brinda la facilidad de recarga, en cualquier momento que se desee
  • Sirven como instrumento para retirar dinero a través de cajeros automáticos

Ahora, desde un punto de vista no tan positivo se pueden determinar las siguientes desventajas:

  • Para disfrutar de su utilidad, el usuario tendrá que estar constantemente pendiente del capital disponible.
  • No es posible ejecutar un pago si no se posee el dinero dentro de la tarjeta, es decir, no se puede adquirir nada a crédito mediante esta tarjeta.
  • En caso que se pierda alguna cantidad de dinero en la tarjeta, en algunos casos no podrá ser reembolsado debido a que es anónima.
  • Al no estar entrelazada con una cuenta bancaria, en caso de extravío, el capital dentro de la tarjeta se puede perder.
  • No se puede conocer los gastos realizados con precisión ya que no se dispone de un servicio de consulta.

Estas tarjetas mantienen aspectos buenos y malos, pero el nivel de utilidad que admite es realmente óptimo en el mundo de los pagos.

¿Qué tarjetas prepagas existen?

Aunque no parezca, dentro de las tarjetas prepagadas se pueden canalizar varios tipos, lo cual depende del uso que se le dará y del emisor. Entre estas se pueden resaltar:

  • Desechable: Su propio nombre lo explica todo, se trata de una tarjeta la cual solo mantiene un solo uso. Aquí el usuario emisor realiza una recarga y posteriormente, el consumidor de la misma lo destruye.
  • Reutilizable: En este caso, esta tarjeta es todo lo contrario, ya que su nivel de utilidad se apoya en la cantidad de recargas que se le haga. En pocas palabras, esta funcionará siempre que mantenga un capital activo.
  • Prepago virtual: Por último, este tipo de tarjeta se apoya de las fintech y la banca online. Se puede recargar mediante la compaginación con una cuenta bancaria. Al no disponer de una presencia física, la recarga de la tarjeta se debe establecer a través una recarga.

En conclusión, cualquier tarjeta prepagada está desarrollada para ejecutar compras online, considerando que algunas son emitidas físicamente. Todas se catalogan como un monedero, donde se recarga y luego, se utiliza para cualquier compra online o física.

¿Cómo obtener una tarjeta prepagada?

Para obtener una tarjeta de esta tipología no es necesario disponer de un número de seguro social, sea porque el usuario no dispone de uno o porque no desea proporcionar.

Si una persona no cuenta con un número de seguro social, es muy probable que no sea residente de los Estados Unidos. Es por esa razón, que una tarjeta prepagada se puede obtener solo con el ITIN, el número de identificación del contribuyente individual.

Este tipo de tarjeta es ideal para aquellos inmigrantes que no tienen un medio de pago activo y no cuentan con una entidad bancaria dentro del país. Las tarjetas prepagadas se pueden conseguir en cualquier tienda pública, pero hay que estar al tanto de ciertos detalles, como verificar si posee los datos de cargo.

Al comprar una tarjeta prepagada, el usuario deberá averiguar previamente el tipo de comisión que maneja la entidad creadora de la tarjeta. Además, estas tarjetas, en la mayoría de los casos, mantienen usos limitados y no aplica para todo los comercios existentes.

Para la obtención de una tarjeta prepagada el usuario tendrá varias opciones disponibles, entre las cuales resaltan:

  • A través de tiendas minoristas, como por ejemplo una farmacia
  • A su vez, la tarjeta puede ser comprada por vía telefónica o en línea, directamente con la compañía proveedora de la misma.
  • Mediante algunas entidades bancarias y compañías de crédito

Al comprar la tarjeta, el usuario tendrá que pagar la cantidad inicial o la primera recarga que le desee proporcionar. Al pago de la recarga, el usuario comprador tendrá que pagar el monto de la compra de la tarjeta, considerando que muchas veces exigen una recarga inicial mínima.

Tarjetas prepagadas gratis

A todas estas, los usuarios financieros siempre buscan las mejores opciones de compra, por ello es que necesitan ir hacia lo menos costoso o gratis. Cuando se habla de tarjetas gratis, muchas veces se relaciona con las comisiones, es decir, que no cobra comisiones de uso.

Entonces, las tarjetas de esta índole no son gratis, lo que en ocasiones puede que no incorpore gastos es por la falta de comisiones.

¿Dónde puedo comprar una tarjeta de crédito prepagada?

Antes de saber dónde se pueden comprar una tarjeta de crédito prepagada, es necesario conocer que en ocasiones estas tarjetas deben estar registradas. Este proceso de registro lo solicitan al momento de la compra de la misma o después. Entre los datos personales que exigen se pueden destacar:

  • Nombre completo de la persona
  • Establecer la dirección postal vigente
  • Dirección de correo electrónico
  • Número telefónico
  • Fecha de nacimiento
  • Número de seguro social u otro tipo de documentación en caso de no ser residente de los Estados Unidos.

Estos requisitos personales son exigidos con el fin de verificar la identidad de la persona, los cuales pueden ser requeridos para operaciones como recargas o en un cajero.

Esta verificación de identidad también servirá para dar cierto nivel de protección a la tarjeta en caso que se extravíe o sea robada. De esta manera, el proveedor de la tarjeta podrá conocer que la persona es fiel y legítima.

Al preguntarse dónde se puede adquirir una tarjeta de crédito prepagada, muchos asumirán que es dentro de una institución bancaria. Lo cierto es que sí, pero muchas veces no es necesario que esté aliada a un banco. Entre algunos ejemplos se pueden encontrar:

Ambas entidades no están aliadas a un banco, sino que se catalogan como empresas financieras tecnológicas o Fintech. Algunas compañías de gran repercusión financiera en Estados Unidos que ofrecen este tipo de tarjetas, se pueden canalizar:

Estas son las compañías financieras que destacan por sus populares tarjetas. Hay que resaltar que Walmart es una empresa comercial, Wells Fargo es un banco y PayPal es una banca solo virtual, esta herramienta financiera es realmente versátil.

¿Es necesario ser ciudadano estadounidense para obtener una tarjeta prepagada?

No, en realidad no es necesario y resulta una excelente opción para aquellas personas que no están residenciadas en el país. Solo bastará con presentar un número de verificación válida, como el pasaporte de origen y la matrícula consular.

Se recomienda preguntar de antemano cuáles son los requisitos exigidos y así evitar futuras confusiones.

¿Cómo se usan las tarjetas prepagadas?

Al fin y al cabo se trata de una tarjeta, la cual puede ser utilizada en cualquier espacio comercial, sea físico o virtual. A decir verdad, las tarjetas prepagadas tienen un gran punto a favor y es que se puede controlar más los gastos, ya que el usuario se encargará de depositar los fondos.

Estas sirven para comprar en cualquier establecimiento comercial, como en un supermercado, centro comercial y demás, hasta para pagar compras online, como por ejemplo, en Amazon.

En cuanto al uso online con la tarjeta prepagada, es recomendable seguir los siguientes consejos:

  • Ingresa desde un computador y red wifi confiable
  • Entre siempre desde la web oficial bancaria
  • No ingreses a enlaces intermitentes que aseguren llevarte a la página bancaria
  • Evita almacenar contraseñas
  • Al culminar las transacciones, cierra completamente la sesión bancaria

Estas son recomendaciones básicas en cuanto a su utilidad online. Al ser una operación física, el usuario solo tendrá que pasar la tarjeta por el punto de venta autorizado. Además, tendrá que dictar datos básicos como número de identificación y colocar su clave.

Tarjeta de débito prepaga

Una tarjeta prepagada también se puede encasillar como una tarjeta de débito prepaga, ya que admite la mayoría de las funcionalidades de una de débito común. La diferencia en este caso es que la prepagada se debe recargar constantemente.

Una tarjeta de débito prepagada no está asociada a una cuenta bancaria, por lo que es ideal para cualquier tipo de usuario, especialmente para personas no residentes de EE.UU.

Tarjeta de crédito prepaga

Una tarjeta de crédito prepaga se caracteriza por ofrecer a sus usuarios una cuenta no bancaria y que mantiene a disposición una tarjeta. La tarjeta puede ser recargada con efectivo en centros calificados o mediante una plataforma de transferencias de fondos como por ejemplo, Western Union.

Este tipo de tarjeta es capaz de ofrecer todas las funcionalidades que una tarjeta emitida por una entidad bancaria puede ofrecer. Lo único que no es capaz de proporcionar son préstamos, créditos o descubiertos. De esta forma, no existirá riesgo de rebasamiento del fondo y una posible deuda.

Tarjeta prepago visa

Una tarjeta prepago visa se caracteriza por ser segura e ideal, destacando que resulta la opción completa para cualquier compra. El usuario solo tendrá que recargar y disfrutar de sus beneficios. Entre las características más destacables de están:

  • Es aceptada dentro de millones de establecimientos a nivel mundial
  • Optimiza las compras dentro de establecimientos físicos, por compras telefónicas y online.
  • Permite establecer un mejor control y distribución de los fondos
  • Visa permite recuperar el fondo depositado en caso que este se extravíe o sea robado.

Este tipo de tarjeta se puede adquirir dentro de una institución financiera, resaltando que la recarga se puede realizar a través de estas instituciones. Además, si trabajas y deseas que tu remuneración se adhiera a la tarjeta, es posible.

LogoFooter