logoNavbar

Tarjetas para hacer crédito en Estados Unidos: descúbrelas

Escrito por Rosangela Pariata - 10 de mayo de 2022

Tarjetas para hacer crédito en Estados Unidos: descúbrelas

Existen muchas tarjetas para hacer crédito en Estados Unidos y, en esta entrega, vamos a darte a conocer algunas de ellas. Además, te daremos unos tips y recomendaciones que ayudarán a hacer y a mejorar tu crédito de ahora en adelante.


Tarjetas de créditos para hacer crédito

Las tarjetas de crédito para hacer crédito son un mecanismo que utilizan las personas para poder rescatar y mejorar su puntaje de crédito.

Sin importar qué tarjeta de crédito poseas, lo más importante es que te permitirá mejorar tu historial crediticio. Claro, siempre que emplees buenas prácticas al utilizarla.

Razón por la cual, si te mantienes siempre al día con tus pagos y obligaciones, esto sumará puntos positivos a tu credit score.

¿Cómo aplicar para tarjeta de crédito?

Si quieres saber cómo puedes aplicar para una tarjeta de crédito, lo único que tienes que hacer es prestar mucha atención. En breve, conocerás los pasos o recomendaciones que deberás seguir para hacerlo.

Paso 1: Conoce el nivel de tu puntaje crediticio

Una de las primeras cosas que debes hacer, al momento de solicitar una tarjeta de crédito, es conocer cómo está tu historial de crédito; o lo que es lo mismo, tu puntaje crediticio.

Dependiendo de cómo esté, te ayudará a saber cuáles son esos productos financieros a los que podrás acceder. Y, por supuesto, calificar y aplicar por uno de ellos ante entidades crediticias como beneficiarios.

En otras palabras, la idea es que apliques a una tarjeta de crédito cuyo puntaje crediticio te permita calificar para poder recibirla.

Veámoslo a través de un ejemplo: si tú, como solicitante, posees un puntaje de crédito intermedio, lo más probable es que no quieras aplicar a una tarjeta de crédito de “élite”.

Lo que nos motiva a afirmar lo anterior es lo siguiente: para poder obtener ese tipo de tarjeta, es necesario que cuentes con un puntaje crediticio bastante alto (excelente). De resto, es casi imposible que te aprueben una aplicación para esta clase de TDC.

Es por esta razón, que hacemos mucho énfasis en la importancia de conocer muy bien tu puntaje crediticio. Además de ello, esto te permitirá detectar si tu informe de crédito posee algún error que debas solucionar.

Uno de los errores más comunes son las cuentas de cobros que ya son muy antiguas y que han expirado. En este caso, el problema está en que, si bien esa deuda ya expiró, la misma se sigue reflejando en tu historial de crédito.

Por supuesto, esta mancha en tu historial trae como consecuencia que no seas una persona calificable para acceder a una tarjeta de crédito. A pesar de ello, esta situación puedes remediar alegando que dicha deuda ya expiró y que debe ser eliminada.

Paso 2: Establece qué tipo de tarjeta necesitas

Luego de verificar y constatar que todo esté en orden con tu historial crediticio, el segundo paso sería establecer el tipo de tarjeta que quieres.

Una excelente idea sería decidirte por una tarjeta de crédito cuyas cuotas son anuales. De preferencia, con cuotas bajas o inexistentes de mantenimiento y, por último, pero no menos importante, con una tasa de interés muy mínima.

Por otra parte, algo que no se recomienda hacer es solicitar varias tarjetas de forma simultánea. Verás, la mayoría de las veces, una sola tarjeta de crédito suele ser suficiente, y más cuando apenas se está empezando.

Dicho esto, al quedarse solo con una tarjeta, evitarás cualquier complicación con respecto a las fechas de corte. Además, no caerás en endeudamientos innecesarios.

Paso 3: Ubicar dónde quieres solicitarla y abre una cuenta con anterioridad

Por lo general, para poder hacer la solicitud de una tarjeta de crédito, hay requisitos a cumplir. Uno de los más básicos es ser cliente de la entidad financiera donde pretendes hacer tu aplicación; bien sea mediante una cuenta de ahorros o de cheques.

La probabilidad de recibir la aprobación es mucho más alta cuando ya eres un cliente con algo de antigüedad. Y, aparte de ello, gozas de un buen puntaje crediticio.

Claro que, para generar mayor confianza en el proveedor, el uso de los productos financieros que tengas tiene que ser el más idóneo. Así contarás con un historial que te respalde al momento de solicitar tu tan anhelada tarjeta de crédito.

Paso 4: Infórmate si estás precalificado

Muchos bancos reconocidos ofrecen a sus clientes un servicio que les permite conocer si están precalificados o no para recibir uno de sus productos. Algunos ejemplos de esos bancos son el Bank of AmericaCapital One y El JP Morgan Chase Bank.

El detalle con este paso es que requiere de un poco más de trabajo por parte del solicitante. En primera instancia, debes llenar un formulario no muy extenso.

Aunado a ello, debes enviar todos los datos básicos de tu información personal y tu número de seguro social. Es importante que sepas algo. Este proceso, al igual que la comprobación de tu crédito, no genera ningún efecto negativo sobre tu puntaje crediticio.

Al tener todos estos pasos cubiertos y obtener el estado de “Pre-aprobado”, ¡felicidades! Esto significa que, hasta el momento, has logrado satisfacer todos los criterios del prestamista.

Ahora bien, esto tampoco representa una garantía. La única forma de saber si te otorgarán la TDC es avanzando en el proceso y suministrando al banco la información que te solicite.

Sí existe la posibilidad, aunque muy pequeña después de recibir la pre-aprobación, de no recibir la tarjeta de crédito.

La entidad se encuentra en la posición de aceptar o rechazar cualquier solicitud si no cumple con sus exigencias por alguna razón. Solo te comentamos esto para que tengas presente todos los posibles escenarios.

Paso 5: Consulta dura de tu historial de crédito

Una parte del proceso que involucra la solicitud de una tarjeta de crédito está relacionada con una investigación “ardua” por parte del prestamista.

La misma consiste en una revisión o consulta de tu historial de crédito. También se le conoce por el término de “investigación dura” o “Hard Inquiry” dada su traducción en inglés.

Se trata de un procedimiento utilizado por las entidades crediticias para conocer con mayor detalle a los clientes que están solicitando productos de préstamo.

Paso 6: Desarrollar buenas prácticas con tu tarjeta de crédito

Si has llegado hasta aquí y te han aprobado tu tan esperada tarjeta de crédito… ¡Muchas felicidades! Esto quiere decir que has completado y aprobado todos los procesos de forma satisfactoria.

Pero, no te dejes llevar por la emoción y evita realizar compras imprudentes. No olvides que una tarjeta de crédito suele ser de mucha utilidad cuando se usa de la forma correcta. En caso contrario, podría convertirse en un dolor de cabeza para ti.

Por tal motivo y, para evitar tener problemas en el futuro que perjudiquen tu puntaje crediticio, es importante que te asegures de crear buenas prácticas. Los hábitos financieros saludables te traerán beneficios con el paso del tiempo.

También debes mantener presente que, este producto, además de ser un beneficio también es una responsabilidad que requiere de mucha atención y mantenimiento.

¿Cuál es la mejor opción de tarjeta?

Saber cuál es la mejor de tarjeta de crédito dependerá del estado en el cual se encuentre tu historial crediticio. Por lo cual, para darte una mejor orientación, tomaremos en cuenta 2 casos bastante comunes al momento de querer solicitar un crédito.

  1. Cuando no se tiene crédito: Si apenas te estás iniciando en el mundo de los créditos, las mejores opciones que tienes a la mano son: las tarjetas de créditos estudiantiles, una tarjeta de crédito asegurada o en su defecto, una línea de crédito.
  2. Si posees un mal crédito: Cuando no se goza de un buen puntaje de crédito, algunas de las opciones que tienes son: las tarjetas de crédito aseguradas, las tarjetas de créditos de fidelización u optar por un préstamo.

¿De qué me sirve mejorar mi crédito?

Tener un puntaje de crédito excelente es una de las cosas que casi todas las personas buscan lograr y mantener.

Esto se debe a que les resulta de mucha utilidad a la hora de solicitar créditos de cualquier tipo. Mientras más alto sea el credit score, mejores beneficios se pueden obtener.

Un score crediticio alto es sinónimo de un cliente confiable y responsable. Algo que para las entidades financieras es muy atractivo.

De hecho, con base en ello, es que determinarán si eres o no merecedor de su confianza para que procedan a otorgar el crédito.

Mejora de tarjeta con buen crédito

Son muchos los casos y los testimonios de personas que han logrado recuperar y mejorar su puntaje de crédito gracias a sus tarjetas de crédito.

Teniendo esto en cuenta, si tú quieres formar parte de esta estadística lo único que tienes que hacer es seguir estas recomendaciones.

Recomendaciones para el uso de tu tarjeta de crédito

  • Procura pagar el saldo de tu tarjeta de crédito a tiempo todos los meses.
  • Haz compras prudentes y evita comprar cosas innecesarias que no puedas pagar.
  • Evita excederte de más del 30% de tu límite de crédito.
  • Chequea con frecuencia tu reporte de crédito para evitar cualquier tipo de inconvenientes y errores.
  • Trata, en la medida de lo posible, de realizar pagos que superen los montos mínimos de tu tarjeta de crédito.

Tarjetas prepagadas para hacer crédito

Las tarjetas prepagadas para hacer crédito son el último recurso que tienen a su disposición aquellas personas que no pueden abrir una cuenta bancaria.

De igual modo, también son útiles para aquellos individuos que no califican para la obtención de una tarjeta de crédito por su mal puntaje crediticio.

Esto es posible gracias a las características que ofrece este tipo de tarjeta en particular. La misma se concibe como una herramienta capaz de reemplazar, tanto las cuentas bancarias como las tarjetas de crédito en sí.

Además de ello, una de las grandes ventajas que ofrecen las mejores tarjetas prepagadas, prepago o recargables es que cobran muy pocas tarifas. Tanto así, que son bastante convenientes para ser empleadas en su uso diario.

Las mismas son muy fáciles de conseguir y no suelen ser muy costosas. Esto es así, dado que para su obtención no hace falta ningún tipo de verificación crediticia.

Entre las tarjetas prepagadas que brindan alta calidad y un excelente servicio se encuentran:

  • NetSpend Visa prepagada.
  • Pre-pagada American Express Serve Cash Back.
  • Pre-pagada Bluebird American Express.
  • MOVO Digital Prepaid Visa prepago.
  • Prepago recargable Fifth Third Access 360°.
  • Recargable Mango Prepaid Mastercard.

Al igual que las anteriores, existen algunas tarjetas recargables que ofrecen tiendas como Walmart y otras similares.

Hemos concluido en esta ocasión. Deseamos que puedas mejorar tu credit score con algunas de las opciones y tarjetas para hacer crédito en USA que te hemos enseñado.

LogoFooter