logoNavbar

Tarjetas de crédito aseguradas: construye tu perfil crediticio

Escrito por Demian Kaltman - 29 de abril de 2022

Tarjetas de crédito aseguradas: construye tu perfil crediticio

Aplicar para tarjetas de crédito aseguradas en los Estados Unidos puede ser un asunto difícil para quienes recién hayan arribado al gigante norteamericano, o bien no cuenten con antecedentes financieros a pesar de haber vivido algún tiempo aquí. Para esto surgen múltiples opciones que pueden comenzar a construir el nuevo perfil crediticio.


De estas alternativas, las tarjetas de crédito aseguradas son un producto de fácil acceso y disponibles en múltiples entidades financieras, en todo el territorio. Convirtiendo a esta modalidad como una forma moderna de comenzar a establecerse económicamente en el nuevo país de residencia.

En Estados Unidos es sumamente importante disponer de un perfil financiero para cualquier proyecto que se busque desarrollar. Para acceder a una vivienda, para emprendimientos personales y, por supuesto, no se debe olvidar que es una sociedad que constantemente expande las políticas de consumo, las tarjetas de crédito van en ese sentido.

En este artículo ampliaremos la información necesaria para poder aplicar a tarjetas de crédito aseguradas, los detalles referidos al depósito en garantía y todos los conceptos relacionados con este producto. Como siempre, la disposición de información financiera redunda en mejores decisiones y en trazar las condiciones de seguridad necesarias para un mejor desarrollo personal y económico.

¿Qué son las tarjetas de crédito aseguradas?

Las tarjetas de crédito aseguradas son un producto financiero accesible, que es alcanzable para aquellos que aún no tienen un perfil crediticio en los Estados Unidos. Para acceder a ellas, se solicita un depósito en garantía que establecerá el límite máximo disponible. Esta suma puede variar de acuerdo a las condiciones de cada entidad emisora.

Todos los ciudadanos y residentes deben disponer de un perfil crediticio para acceder a cualquier producto financiero, e incluso para celebrar contratos, desarrollar emprendimientos y adquirir bienes muebles e inmuebles. Aquellos que hayan emigrado hace poco tiempo o no hayan desarrollado actividades relacionadas con entidades financieras, posiblemente no tengan un perfil establecido.

Como nuevo residente, y al momento de conseguir un trabajo que establezca un ingreso fijo en dólares, es posible que se comience a desarrollar un perfil crediticio como nuevo usuario. Sin embargo, muchas veces esto no ocurre en forma automática y al momento de querer acceder a un préstamo para la compra de un bien, se ignora el perfil personal.

Para esto, es ideal aplicar para tarjetas de crédito aseguradas, que están pensadas especialmente para aquellos que no dispongan de este perfil, o bien el mismo sea negativo por comportamientos pasados que no se han ajustado a los compromisos asumidos. A través de este producto financiero se podrá acceder a una nueva oportunidad con la disposición de un depósito en garantía.

Este monto que se otorga como respaldo al crédito personal para el consumo, permitirá disponer de un límite máximo para gastar. El depósito de garantía puede variar de acuerdo a las condiciones de cada entidad y no siempre representará exactamente el monto disponible. Hay algunos bancos que solicitan una suma mínima como garantía y otorgan un límite mayor.

En cualquier caso, se deberán consultar las condiciones del producto que se va a solicitar y desarrollar una disciplina de pago, que pueda construir o mejorar el perfil crediticio. Para esto es importante tener en cuenta algunos comportamientos que son fundamentales, como:

  • Realizar consumos todos los meses.
  • Pagar el resumen en fecha.
  • Proyectar los montos que se abonarán cada mes, de acuerdo a los propios ingresos.
  • Evitar atrasos en los pagos y los intereses que resulten de ello.
  • Generar una disciplina de pago y consumo que mejore el historial crediticio.

Incorporando estos comportamientos en el uso de las tarjetas de crédito aseguradas, se podrá mejorar el perfil personal y disponer de nuevas oportunidades de préstamos, tarjetas, etc. Incluso se puede conseguir el reintegro del depósito en garantía y aplicar para tarjetas de crédito tradicionales. El mismo producto, en algunos casos, se puede convertir.

¿Cómo funciona una tarjeta de crédito asegurada?

Las tarjetas de crédito aseguradas tienen un funcionamiento muy similar a las tradicionales, con la diferencia de ser más accesibles y que solicitan un depósito en garantía. Al aplicar para tarjetas de crédito de este tipo, se solicitará un monto que respalde los consumos y asegure el pago a la entidad emisora. A partir de esta suma, y en base a los datos personales, se establecerá un límite máximo.

Los consumos que se realicen mes a mes, impactarán en este límite. Por tanto el saldo disponible irá variando, de acuerdo a las compras que se realicen y los pagos que se dispongan en cumplimiento del compromiso. Es conveniente verificar periódicamente el monto que se dispone para gastar, con el objeto de no excederse en los consumos.

También es fundamental valorar cuánto podemos pagar de tarjeta en relación a los ingresos. Buscando no excederse de nuestra capacidad de pago y haciendo una planificación de los consumos que realizamos. Entendiendo que esta tarjeta va a construir o mejorar nuestro historial crediticio, por tanto es aconsejable poner especial atención en nuestra disciplina.

El depósito en garantía que se entrega al solicitar este producto, podrá ser devuelto al finalizar el contrato de las tarjetas de crédito aseguradas, o bien al momento de convertirlas en plásticos tradicionales. Lo que evidentemente surgirá de un comportamiento adecuado en relación a consumos mantenidos y el cumplimiento de los pagos mensuales en fecha.

Además, de contar con ahorros, se puede ofrecer un depósito en garantía mayor, para ampliar el límite máximo disponible y generar un mejor perfil crediticio en menor tiempo. En cualquier caso, dependerá de las políticas de la entidad financiera que elijamos para emitir el plástico, priorizando en la selección las necesidades personales.

Hay productos que apuntan a ciertos tipos de consumo, que ofrecen mejores tasas e incluso requieren un depósito de garantía menor al promedio, que suele rondar los 200 dólares. Se deberá verificar la oferta disponible en el mercado y que detallaremos a continuación.

¿Qué bancos ofrecen tarjetas de crédito aseguradas?

Casi todos los bancos y entidades financieras ofrecen tarjetas de crédito aseguradas. Se dispone de distintas oportunidades en los principales medios de pago que son VisaMaster Card y American Express. En este sentido, se deben tener en cuenta las principales condiciones a considerar para elegir la compañía emisora:

  • Monto del depósito de garantía.
  • APR (tasa de porcentaje anual) de compra regular.
  • Gastos de mantenimiento.
  • Accesibilidad.
  • Construcción del perfil crediticio.

El depósito de garantía puede variar de acuerdo a las políticas de cada entidad, por esto es conveniente verificar la suma exigida y cómo se proyectará en el límite disponible. El APR (Annual Percentage Rate) es la tasa de interés anual que se establece para las compras regulares y se aplica mayormente al realizar pagos parciales en los resúmenes de cuenta.

Los gastos de mantenimiento suelen cobrarse anualmente y por su diversidad, es conveniente verificar en cada entidad el costo establecido y si existe alguna promoción vigente que pueda aminorar. Hay tarjetas de crédito aseguradas que piden muy pocos requisitos y se emiten casi en forma inmediata, calificando la accesibilidad al producto.

La mayoría de las entidades financieras informan a las 3 principales agencias de crédito, generando así un buen perfil crediticio de forma rápida y segura, que luego se establecerá en las bases de datos de los principales bancos y compañías. Por tanto, se debe verificar que la tarjeta que elijamos informe a estas agencias.

Mejores tarjetas de crédito aseguradas

Dentro de la gran oferta de tarjetas de crédito aseguradas que se disponen en el mercado, encontramos como las mejores:

  • Discover It
  • Capital One Secured Mastercard
  • Visa OpenSky
  • Green Dot Primor Visa Gold Secured

La tarjeta Discover it, es una de las opciones dentro de las tarjetas de crédito aseguradas, en este caso emitida por la entidad con el mismo nombre. Dispone de numerosos beneficios, entre los cuales se destacan los reembolsos del 1% en efectivo por cada compra que se realice y el 2% en los primeros 1.000 dólares por transacciones en restaurantes y gasolineras.

Además, esta tarjeta duplicará los reembolsos durante el primer año de uso y no tiene gastos de mantenimiento anuales. Por último, esta tarjeta ofrece la posibilidad de reintegrar el depósito de garantía, si se mantiene una buena disciplina de pago y consumo durante los 8 primeros meses. De esta forma se puede convertir en un producto tradicional en muy poco tiempo.

Las tarjetas de crédito aseguradas Mastercard de Capital One, ofrecen la posibilidad de entregar un depósito de garantía menor al límite que se otorgará. Solicitando sumas que van de $49,99 a $200 y disponiendo de un monto mayor para el consumo. Además, no tiene gastos anuales y no cobra ningún excedente por su utilización en el exterior.

La tarjeta Visa OpenSky es ofrecida por distintas entidades financieras. Su principal ventaja es que no requiere una verificación crediticia ni exige disponer de una cuenta corriente en un banco de los Estados Unidos. Así mismo, ofrece un limite máximo igual al depósito en garantía, con un APR similar a cualquiera de las opciones disponibles en el mercado.

Tiene un costo anual de 35 dólares e informa los pagos a las 3 principales agencias de crédito. Por lo que es un producto ideal para aquellos que posean un perfil crediticio negativo o estén iniciando su actividad económica en el país. La filosofía empresarial de OpenSky es poder brindarle oportunidades a todos, sin importar si han sufrido una bancarrota.

Por último, llegamos al producto que ofrece el menor APR dentro de las tarjetas de crédito aseguradas. Se trata de Green Dot Primor Visa Gold Secured que ofrece la banca móvil Green Dot Bank. Ofrece una tasa anual del 9,99% variable o de 13,99% fija. La cuota anual es de $49 y no tiene requisitos mínimos de puntaje crediticio.

Existe una oferta muy variada de tarjetas de crédito aseguradas, a las que se puede acceder en forma personal, virtual o telefónica. En todos los casos, se deberá consultar las condiciones mencionadas y basar la decisión en una proyección a futuro. Seguramente será más fácil abrir una cuenta o solicitar un préstamo en la entidad que comencemos una relación a través de este producto.

¿Cómo abrir una tarjeta asegurada?

Con el objetivo de aplicar para tarjetas de crédito aseguradas, se deberá antes que nada consultar las distintas condiciones de los productos y elegir la que sea de nuestra preferencia. Una vez realizado este ejercicio, se deberá realizar la solicitud correspondiente en la entidad financiera, facilitando la documentación requerida.

En términos generales, los bancos solicitan los documentos que comprueben la identidad, la edad, los ingresos y el historial crediticio. Este último ítem puede ser prescindible. Estos productos están disponibles para mayores de 21 años. Aquellos que sean menores, podrán solicitar una excepción o bien incluir un codeudor mayor de edad, que pueda garantizar el comportamiento del titular.

Una vez tramitada la solicitud del producto, se realizará el pago del depósito de garantía. La mayoría de las entidades financieras, permiten hacerlo en efectivo, tarjeta de débito, cheque o por giro a través de Western Union. De esta manera, comenzará el proceso de emisión y podremos comenzar a utilizar el plástico una vez se reciba en el domicilio particular.

LogoFooter