logoNavbar

Seguros de vida reembolsables: ¿cómo funcionan?

Escrito por Alexander.Bobadilla - 12 de mayo de 2022

Seguros de vida reembolsables: ¿cómo funcionan?

Los seguros de vida son una herramienta primordial a la hora de proteger el futuro financiero de tu familia. Puede que tus hijos, tu esposa o cualquier otro miembro de tu familia dependa económicamente de ti. Para estar más tranquilo puedes optar por contratar alguno de los seguros de vida reembolsables.


Un seguro de vida reembolsable funciona de la misma manera que cualquier otro seguro de vida, la diferencia reside en que con este seguro existe la posibilidad que te devuelvan el dinero que has pagado por un determinado periodo de tiempo si sigues con vida cuando haya llegado el final del contrato pactado.

A continuación te daremos toda la información que necesitas antes de pensar en adquirir uno de estos seguros de vida reembolsables, para que puedas decidir con fundamentos si es lo que necesitas o si quieres seguir buscando otras opciones.

¿Qué es un seguro de vida reembolsable?

Las pólizas de Seguro de Vida Reembolsables, son pólizas a término. Estas incluyen una modificación a un costo adicional. Esta característica diferencial ofrece la devolución de la prima de seguro pagada si al final del término sean 20 años, 30 años o la cantidad acordada, el asegurado sigue con vida y ha hecho todos los pagos de la prima tal como lo requiere el contrato o póliza.

En casos así, puedes ver a este seguro como un ahorro. Si pasan por ejemplo, 10 años y se cumple el plazo pactado y sigues con vida, te pueden devolver hasta el 100% de lo que has pagado durante esos años. Recuerda que tú eliges el tiempo de permanencia del seguro.

Como sucede con cualquier otro producto o servicio, es importante obtener toda la información y detalles disponibles con respecto al mismo, de forma que puedas tomar una decisión que concuerde con tus necesidades y objetivos actuales y a futuro. Es importante que sepas también que hay casos en los que el seguro de vida reembolsable no cubre. El seguro de vida con devolución cuenta con ciertas restricciones o condiciones en las que, de no cumplirse, no se puede hacer efectiva la devolución del dinero.

En el caso de los seguros de vida, situaciones como el suicidio o alguna otra situación en la que el mismo titular se haga daño a sí mismo y esto sea comprobado, harán que se pierdan los beneficios de la cobertura. La participación activa en actos delictivos contra el asegurado por parte de los beneficiarios del seguro o herederos, situaciones de guerra o si el titular se encontraba bajo los efectos del alcohol o drogas, también son cláusulas dentro de las situaciones que no cubre el seguro de vida.

¿Cómo funciona el seguro de vida con devolución?

Para que se dé la devolución, al finalizar el plazo de vigencia, la totalidad de las primas o el costo correspondiente del seguro debe haber sido cancelado. Algunas aseguradoras dan al asegurado el monto completo ahorrado si llega a la edad máxima indicada para poder contratar este tipo de seguro. Lo hacen como una especie de premio al cliente.

Hay aseguradoras que permiten que, una vez transcurrido cierto tiempo, el asegurado retire parte de las primas canceladas. Sin embargo, esta acción implica el término del contrato, y por ende, de la cobertura. Para hacer efectiva la cobertura del seguro en caso de muerte, es necesario comunicar el siniestro a la aseguradora, además de presentar los documentos que acrediten el fallecimiento.

A fin de estar habilitados para cobrar los beneficios del seguro de vida con devolución a su nombre, es imperativo que los beneficiarios hayan alcanzado la mayoría de edad, al momento de ocurrir el siniestro.

Antes de firmar el contrato hay ciertos elementos a tener en cuenta:

  • Lee el contrato de seguro con detenimiento y asegúrate de comprender la oferta del seguro y los requerimientos de la póliza.
  • Conoce a fondo las cláusulas del contrato, sobre todo las de renovación.
  • Ten siempre en cuenta y revisa cuáles son los requisitos para cobrar el seguro.
  • Ten presente el periodo de cobertura y desde qué momento entra en vigencia tu seguro.
  • Las condiciones para efectuar retiros de dinero de lo que has ahorrado en la póliza.
  • El tiempo de cancelación del seguro de vida

Es fundamental conocer todas las variables que conlleva contratar este tipo de seguros, de esta manera podremos sacarle el mayor provecho posible.

¿Por qué me conviene un seguro reembolsable?

Como todo seguro de vida, te conviene, ya que obtendrás estos beneficios:

  • Prever riesgos: sin dudas esta es una de las principales ventajas de contratar un seguro de vida. Anticiparse a cualquier tipo de riesgo que tenga que ver, por ejemplo, con accidentes o enfermedades es crucial cuando tienes una familia que depende de ti.
  • Tranquilidad: con un seguro de vida obtienes el respaldo económico necesario para tu entorno en caso de fallecimiento o una enfermedad crítica. Esta póliza suele cubrir los gastos médicos, permite mantener la calidad de vida de la familia y es un resguardo económico ante posibles deudas del asegurado.
  • Adaptable: Se ajustan a tus necesidades y están abiertos a modificaciones. Es posible cambiar los beneficiarios del seguro en cualquier momento y no necesariamente debes designar familiares directos o herederos.
  • Garantía del futuro de tus hijos: es la garantía de la continuidad escolar de tus hijos. Con este dinero asegurado, podrán tener el futuro que anhelan y seguir sus metas.

En el caso particular de un seguro de vida reembolsable, el principal es claramente que si eres el asegurado y llegas al tiempo acordado en el contrato con vida, te devuelven la prima completa del seguro de vida.

Los seguros de vida reembolsables son instrumentos que constan también de una cuenta de ahorro que permite generar rentabilidad. Este capital ahorrado puede ser retirado según lo estipulado en la póliza o puede ser parte de la indemnización al momento de fallecer el titular.

¿Cuando cancelo un seguro me devuelven el dinero?

Si has decidido dejar de pagar el seguro de vida, es decir, cancelarlo ya sea por estar inconforme con el servicio o cualquier otro inconveniente, te devolverán las primas que no utilizaste, descontándote los gastos administrativos. A la devolución de prima se le conoce como la prima no devengada. Se refiere a la cancelación de su póliza antes que termine el periodo de vigencia que se había contratado originalmente.

Este beneficio no es igual en todas las aseguradoras, y entre sus condiciones podría no hacer devoluciones. Así que debes leer detenidamente tu contrato para ver si cuentas con la devolución de prima. Para recuperar el dinero de un seguro de vida es importante que solicites el número de cancelación y descargues el formato de anulación de póliza. La mayoría de aseguradoras brindan tres días hábiles para enviar la documentación completa que se requiere.

Hay dos formas comunes de realizar una cancelación. Una de las maneras más utilizadas habitualmente para dar de baja un seguro es la no renovación de la póliza. Para ello hay que hacer una nota a la compañía mencionando que no se quiere continuar con la póliza en la fecha de renovación. La otra opción es dar de baja el seguro. Este es un derecho que tienes como cualquier asegurado por el que dispones aproximadamente de 30 días desde la fecha de efecto para el análisis y revisión de lo que tienes contratado y las condiciones.

Siempre es recomendable que consultes con tu aseguradora sobre estos puntos en el momento en el que estés pensando contratar la póliza, así es más fácil evitarte problemas o disgustos más adelante. Estar bien informado es la clave.

Puedes seguir estos tres pasos para cancelar un seguro de vida:

1. Contratar un seguro de vida tiene múltiples ventajas, por eso te recomendamos que pienses muy bien si realmente quieres cancelar tu seguro de vida y los motivos por los cuales lo estás haciendo. Si ves que puedes conseguir un mejor trato como por ejemplo, mejores garantías, sigue adelante y cancela ese seguro para que puedas buscar algo mejor para ti y tu familia.

2. Si ya tienes la decisión tomada, entonces es momento de comunicarte con la empresa aseguradora para informarles que deseas cancelar la renovación del seguro y finalizar la relación y el contrato que hayas firmado anteriormente. Algunas empresas permiten hacerlo inclusive por medio de su página web o vía llamada telefónica. En cualquiera de los casos, normalmente exigen que se envíe una confirmación escrita a tu correo electrónico para evitar imprevistos futuros.

Enviar un fax o carta certificada también son buenas opciones para hacer la notificación de la anulación de la póliza.

3. Para facilitar la cancelación del seguro de vida, adjunta una fotocopia de tu identificación personal y no te olvides de conservar una copia de tu solicitud y de cualquier comunicación que hayas enviado a la compañía para solicitar la anulación. Esto te servirá como prueba que has cumplido con todos los trámites exigidos por las leyes vigentes de seguros. Si quieres saber más con respecto a cómo funcionan los seguros en Estados Unidos puedes ingresar a este enlace: https://www.usa.gov/espanol/seguros-personales

¿Cuánto paga un seguro de vida por fallecimiento?

Esta es una pregunta muy frecuente, pero también un tanto difícil de responder, puesto que depende mucho qué tipo de seguro de vida has contratado y con qué aseguradora. Por ejemplo, si tu madre contaba con un seguro de vida permanente al fallecer, lo más probable y lo que ocurre en casi todos los casos es que tú, obtengas la ganancia total de su póliza.

Así podemos seguir nombrando cientos de casos, pero lo importante es que puedas acudir a tu compañía aseguradora o llamar a su número de atención al cliente y sacarte todas las dudas que tengas con respecto a estos puntos para evitar malos entendidos futuros. La mayoría de las agencias brinda una amplia variedad de seguros de vida. Entre ellos podrá obtener el seguro de gastos funerarios deducibles.

Las cuotas suelen ser bajas y la cobertura lo suficientemente amplia, siempre tratarán de ajustarse a tus necesidades, ya que eres un cliente y quieren que permanezcas con ellos.

Conclusiones finales

Contratar un seguro de vida es realmente una decisión muy inteligente si quieres asegurarle a las personas que amas un futuro estable sin preocupaciones y con los gastos funerarios completamente pagos para que no tengan más que preocuparse durante un momento tan doloroso como lo es un duelo.

Estar preparado para los momentos difíciles de la vida es lo más sabio que puedes hacer, y sobre todo, el seguro de vida reembolsable te permite tener una especie de ahorro en caso de necesitarlo si aún sigues con tus seres queridos.

Esperamos que esta información te haya ayudado a esclarecer un poco tus ideas y que puedas tomar la mejor decisión tanto para ti como para tu familia y quienes te aman.

LogoFooter