logoNavbar

¿Se puede comprar una casa cash en Estados Unidos?

Escrito por Ana Luzardo - 12 de mayo de 2022

¿Se puede comprar una casa cash en Estados Unidos?

Una vivienda propia es el sueño de mucha gente. Por eso, son cada vez más las personas que se preguntan si se puede comprar una casa cash en Estados Unidos.


Casa cash es el término usado para comprar una casa sin necesidad de recurrir a un préstamo, como ocurre en la gran mayoría de los casos. Significa que paga al contado.

Aquí te explicamos todo lo que debes saber para comprar casa sin banco de por medio, ni deudas a largo plazo.

¿Puedo comprar una casa en efectivo en Estados Unidos?

Sí se puede. Pero, el gobierno estadounidense establece que las transacciones en efectivo de más de $10,000 sean reportadas al gobierno federal.

El informe debe incluir a todas personas relacionadas con la transacción. Eso incluye al comprador, al agente de bienes raíces, los abogados y las compañías de títulos. El objetivo de todo esto es saber cómo se ganó el dinero y su legalidad.

Requisitos para comprar en efectivo

Como la compra cash de una casa en Estados Unidos puede parecer sospechosa existen algunos requisitos a cumplir.

1. Obtén el dinero

Lo primero es asegurar que se tiene el dinero en una misma cuenta bancaria. Si se tiene en varias, se debe buscar la forma de ponerlo en una misma entidad financiera.

Recomendamos asesorarse con un profesional de impuestos o un consejero financiero para saber todas las implicaciones fiscales de liquidar algunos tipos de cuentas.

2. Obtén pruebas de los fondos en el banco

Busca una carta del banco para probar que tienes el dinero disponible. De esa forma, tu apuesta será más competitiva. Recomendamos hacer copia de esta carta y tener varias guardadas.

3. Busca la casa ideal

Ubica un agente de bienes raíces que te ayude a reducir opciones, determinar si el precio que pide el vendedor es correcto y tramitar el papeleo. Mira los valores reales de las casas y no te vayas directo a cualquiera, a menos que ya tengas una casa en mente.

Para ubicar tu casa ideal, piensa algunas cosas:

  • ¿Cómo veo mi casa en cinco años? Recuerda que las casas son inversiones a largo plazo
  • Enfócate en los sistemas del hogar complejos de cambiar ¿Te gustan los techos? ¿Las ventanas? ¿El sistema de aire acondicionado? Estos son más caros de cambiar que la pintura o el jardín.
  • Ubicación: Cuando la casa sea tuya, puedes cambiar lo que sea, excepto el lugar en el que se encuentra. Por eso, asegurarse de una casa con buena ubicación antes de comprar es una de las mejores recomendaciones. Si amas una casa, pero no su ubicación, es mejor que te lo pienses varias veces antes de comprarla.

4. Pon tu oferta

Cuando hayas encontrado la casa que quieres, pon tu oferta. Al comprar una casa cash, serás una buena competencia en el mercado. Recomendamos incluir un contrato de contingencias para protegerte de detalles verificables, como una inspección y tasación.

Al poner una ‘inspection contingency’ o ‘appraisal contingency’ con tu oferta, el vendedor sabrá que quieres comprar la casa siempre que la estructura y el precio estén bien.

5. Busca un agente de “settlements”

Cuando se paga en efectivo, es necesario contar con este tipo de agentes. Él se encargará de garantizar el título de la propiedad y que la transacción se cierre sin problemas.

Además, servirá como el puente que recibirá, contará y transferirá el dinero. También facilitará la búsqueda y transferencia del título de propiedad. Con esto nos referimos a evitar problemas de reclamos de propiedad, de algún posible heredero o ex cónyuge del vendedor.

Puedes hallarlos en una compañía escrow o de títulos. O buscando abogados especializados en el cierre de compraventas. Tu agente de bienes raíces te puede ayudar a encontrar uno.

6. Haz un cheque de caja o de gerencia, o un Money Order para el dinero

“Cash” es una palabra. Eso no significa que debas dar el dinero en efectivo. Puede ser peligroso tener tantos billetes y, además, debe ser tedioso tener tanto dinero para contar. De modo que, un cheque o un Money Order puede ser la mejor opción para ti.

En estos procesos, el dinero en garantía suele mantenerlo en su poder el agente de acuerdos, hasta que todo el proceso finalice.

7. Inspecciona

Debes saber si existe algún problema oculto en la casa. Para eso, se introduce la contingencia de inspección con “propósitos informativos únicamente”. Si se descubre algo, se retira la oferta sin ningún tipo de reparos.

Aunque, se puede reservar el derecho a retirarse de la compraventa si no hay problemas en comprar la casa como está.

8. Hazte de un seguro de título de propiedad

Lo más probable es que debas comprar un seguro de título de propiedad. Este asegura los derechos de propiedad de la vivienda, por si hay un inconveniente no encontrado en la investigación del título.

9. Compra un seguro de casa

No es requisito, sino recomendación. Estás invirtiendo el dinero en un activo. No querrás arrepentirte en caso que algo suceda.

10. Haz una tasación

No es necesario, pero vale la pena saber que la casa que estás comprando vale lo que estás pagando. Una forma de asegurar tu inversión.

Puedes pedir la tasación al introducir una contingencia en la oferta. Así, si la casa es tasada a un precio mucho menor se puede renegociar o retirar la oferta.

11. Averigua los fondos podrías necesitar

Considera qué otros fondos podrías necesitar, como las tarifas de Homeowners’ association o los costos de cierre. Esto debe definirse antes de firmar el contrato de compraventa.

12. Ve al cierre de venta

El cierre es mucho más rápido al comprar la casa cash que cuando se pide dinero prestado. Así puede tardar entre una y tres semanas.

Al estar en la mesa de cierre, debe tenerse a mano una identificación, cheque de caja o el comprobante de transferencia bancaria y cualquier otro documento que indique el agente.

¿Cuánto puedo pagar en efectivo?

En efectivo pagas solo el precio de la casa. Pero, si haces como la mayoría de las personas, que sacan un crédito hipotecario para comprar su casa, quedarás pagando intereses por el préstamo. Así que, a largo plazo, pagarás no solo el préstamo, sino mucho más.

Aparte de esto, hay otros costos importantes a tomar en cuenta. Estas son:

  • Comisiones de los agentes inmobiliarios: entre el 5 y el 6 % de la venta.
  • Costos de cierre: Entre un 3 y un 4% de la venta.

Pero, sin lugar a dudas, como ya dijimos, el principal ahorro está en que no se pagan tarifas de hipotecas o intereses que pagarle al banco. Porque, más allá del dinero, la casa es completamente tuya.

Eso quiere decir que, en caso que tengas algún problema financiero, no tendrás que preocuparte por temas como la hipoteca. La casa es tuya y no se convertirá en un temor el hecho que el banco pueda quitársela

Tampoco debes preocuparte por cosas como el mal crédito, ya que al no solicitar algún préstamo, el banco no pondrá en juicio tu historial crediticio. De igual forma, tampoco debes preocuparte por un alquiler.

No obstante, la casa aún puede representar gastos. Estos pueden ser gastos por impuestos, seguros o facturas de servicios. También pueden venir incluidos los gastos de reparaciones o cualquier otro tipo de inconvenientes que puedan suscitar.

¿Qué debo saber para comprar una casa en USA?

Lo primero que debes saber, sobre si se puede comprar una casa cash en Estados Unidos son los requisitos. Teniendo esto claro, porque ya fue explicado previamente en el apartado anterior, te podemos dejar claro el punto de la compra de casa para extranjeros.

Los extranjeros sí pueden comprar una casa cash en USA. El gobierno lo ve como una inversión en bienes raíces. Sin embargo, hay que recalcar que el poseer un inmueble en el territorio estadounidense no da derechos migratorios a los dueños.

Como extranjero, debes investigar si con tu tipo de visa puedes comprar una casa en Estados Unidos. Por ejemplo, los mexicanos pueden comprar usando la visa B-1 y la visa B- 2.

Desventajas de comprar una casa cash en Estados Unidos

Como cada acción en la vida, comprar una casa cash tiene sus desventajas. Entre ellas están:

Pierdes la oportunidad de poner las deducciones fiscales por hipoteca

Si tienes deducciones individuales, pierdes la deducción por intereses de hipoteca. Esto permite deducir los intereses que hayas pagado sobre una cantidad determinada de tu hipoteca. Eso suele reducir la declaración de los ingresos tributables.

Si haces una compra directa, de tus propios fondos, no tienes una hipoteca y esa opción no estará disponible para ti a la hora de declarar.

El dinero está en la casa

Cuando compres tu casa, dejarás una porción del dinero en un activo que no es fácil de canjear. Es decir, no es líquido. Por eso, no podrás disponer de tu dinero con facilidad y rapidez.

Piensa: si tienes un problema financiero y necesitas dinero, es más fácil usar el dinero que tienes en tus ahorros para vender tu casa. Tardaría mucho más porque incluye todo un proceso y una serie de trámites, que llevan incluso meses. Esto en caso que consigas comprador rápidamente.

Antes de comprar una casa, o si quiera tomar la decisión de hacerlo, considera tus metas a largo plazo: ¿Quieres comprar tu casa para tener tu familia e hijos soñados a lado de tu pareja? Correcto, la casa es toda tuya.

¿Comprarla aún no es prioridad? ¿Quieres un negocio para invertir y puedes comprarla luego? Pues toma ese dinero y ponlo en otros negocios de tu elección personal. Puedes incluso pedir una hipoteca, invertir un poco de ese dinero que tienes extra, generar ingresos y pagar tu hipoteca con la rapidez que te permita el nuevo negocio que tengas.

Recomendamos buscar seguridad financiera y no gastar todos los ahorros en la compra de esa casa. De hecho, puedes usar una porción del dinero para comprar una casa y la otra para tenerla de colchón a la hora de subsistir.

Recordemos que la compra de la casa no lo es todo. Tenerla conlleva a otros gastos que no se prevén al principio. Por ejemplo, antes de comprar es recomendable estudiar los impuestos locales y regionales por el inmueble. Porque, a fin de cuentas, es algo que siempre deberás pagar. Y ¿Cuánto tiempo planeas quedarte en ese lugar?

Son cosas a estudiar antes de pensar si se puede comprar una casa cash en Estados Unidos. Ya que, como dijimos, toda acción conlleva algunos puntos negativos que necesitan estudiarse. Aunque, eso conlleve no comprar la casa de tus sueños o, si quiera, esperar un poco más y reunir más dinero del que se tiene.

LogoFooter