logoNavbar

Preparador de taxes: ¿conviene contratar uno en USA?

Escrito por María Perdomo - 18 de julio de 2022

Preparador de taxes: ¿conviene contratar uno en USA?

Hablar inglés en público, asistir al primer día de trabajo y realizar la primera declaración de impuestos son algunos de los momentos que más nervios pueden ocasionarle a cualquier inmigrante en USA. Especialmente el último, que requiere de tanta precisión y responsabilidad. Afortunadamente, siempre puedes acudir a un preparador de taxes.


De hecho, muchos emigrantes y norteamericanos deciden optar por contratar a un preparador de taxes para efectuar sus respectivas declaraciones de impuestos. Lo que demuestra sabiduría, eficiencia y asertividad, ya que les permite presentar sus declaraciones de la mejor manera posible, evitando multas o posibles errores.

¿Deseas formar parte de ellos? Entonces te conviene saber todo sobre los preparadores de impuestos.

¿Qué es un preparador de taxes?

Un preparador de taxes o preparador de impuestos es la persona que se encarga de realizar las declaraciones de impuestos de todo tipo de individuos y negocios pequeños. En pocas palabras, es quien se gana la vida al hacer taxes para los demás, por cierto precio.

De acuerdo con el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) la mayoría de los preparadores brindan un servicio tributario excelente y de calidad. Sin embargo, cada año, algunos contribuyentes suelen equivocarse al contratar a un preparador de impuestos incorrecto.

Y es que es importante considerar que existen diferentes tipos de preparadores, como:

  1. Contadores públicos autorizados.
  2. Agentes registrados.
  3. Abogados.
  4. Profesionales con credencial.

Sin embargo, existen muchos otros que ni siquiera cuentan con credenciales o pruebas de su experiencia. Y es de ellos de quienes debes huir, ya que estas personas conocerán todo sobre tus finanzas, incluyendo tu matrimonio, ingresos, hijos y número de seguro social.

Para asegurarte de elegir a la persona correcta, el IRS te recomienda lo siguiente:

  • Verifica las calificaciones del preparador: puedes acudir al Directorio de Preparadores de Declaraciones de Impuestos Federales con Credenciales y Calificaciones Selectas del IRS, que te ayudará a encontrar un preparador de impuestos con calificaciones específicas.
  • Comprueba el historial del preparador: también puedes preguntarle al Better Business Bureau local acerca del preparador. De esta manera, podrás verificar si cuenta con algunas acciones disciplinarias y el estado de su licencia, en caso que sea parte de los preparadores acreditados.
  • Pregunta por las tarifas de servicio: el IRS te aconseja evitar contratar a preparadores que basan sus tarifas en un porcentaje de reembolso o que presumen de conseguir reembolsos más grandes que su competencia.
    Puesto que esto, lejos de mostrar excelencia, evidencia que es capaz de incurrir en prácticas no éticas para beneficiarte, lo que luego te podría traer más problemas que ganancias.
  • Pida un E-File: asimismo, puedes solicitar a tu preparador que proceda electrónicamente y elija el depósito directo, para mayor eficiencia.
  • Asegúrate que el preparador esté disponible: muy probablemente desearás ponerte en contacto con tu preparador después de la fecha de vencimiento de las declaraciones de impuestos, y es muy importante que te cerciores que este estará disponible. Para determinarlo, no confíes únicamente en su palabra. También presta atención a cuantas llamadas de sus clientes ignora y cuantas suele tomar, si ve los mensajes o no y si suele responder rápidamente.
  • Proporciona archivos y recibos: los buenos preparadores suelen solicitar ver los archivos y recibos de un contribuyente. Además, realizan preguntas para calcular algunos factores importantes, como el total de ingresos, deducciones tributarias y créditos.
  • Nunca firmes una declaración sin datos: es muy importante que recuerdes que no puedes contratar a un preparador de impuestos que te pida que firmes un formulario de impuestos sin datos. Puesto que esto se puede prestar para falsificación de documentos y fraude.
  • Revisa antes de firmar: antes de firmar una declaración de impuestos, como cualquier otro documento, debes revisarla minuciosamente. Igualmente, es indispensable que realices algunas preguntas si algo no te quedó claro o si notas algún dato incorrecto. Debes sentirte tan cómodo con tu declaración, como si fueses tú mismo el que la hubiese hecho.
  • Atento a los detalles acerca de cualquier reembolso: también es importante confirmar el código de identificación y número de la cuenta bancaria en tu declaración completa, si solicitas un depósito directo. De hecho, si alguien accede a un acuerdo acerca de otros métodos para recibir tu reembolso, debes revisar cuidadosamente y entender la información de ese proceso antes de firmar.
  • El preparador debe firmar la declaración e incluir su número de identificación tributario: esto se debe a que todos los preparadores de impuestos pagados deben tener un número de identificación tributario de preparador. Concretamente, por ley, deben firmar declaraciones e incluir su número de identificación tributario de preparador remunerado en la declaración que presenten.
  • Denuncia a los preparadores de impuestos abusivos al IRS: finalmente, el IRS se muestra a tu disposición para procesar cualquier tipo de reporte o queja sobre un preparador de taxes inescrupuloso o con poca ética. De hecho, para ello dejan a tu disposición el Formulario 14157, Queja: Preparador de Declaraciones de Impuestos (en inglés).

Entonces, ¿Qué clase de preparador de impuestos necesito?

Recuerda que existen diferentes tipos de preparadores de impuestos, con diferentes capacitaciones, destrezas y experiencia. Por ello, es importante que elijas el ideal para ti. Como ejemplo, si debes realizar una declaración de impuestos de tu pequeño negocio, lo más idóneo sería que contrates a un profesional enfocado en el área empresarial.

Por otro lado, si solo deseas tu declaración propia, lo mejor será que selecciones a un contador público calificado o a un abogado, ya que ellos están acostumbrados a velar por el bienestar económico de sus clientes.

Y ¿Cómo puedo verificar las credenciales de un preparador de impuestos?

Como te hemos comentado anteriormente, puedes verificar si tu preparador cuenta con una credencial o no, a través del Directorio de preparadores de declaraciones de impuestos federales con credenciales y determinadas cualificaciones.

Incluso, podrás filtrar la aparición de los profesionales por estado. De esta manera, podrás encontrar a los preparadores más cercanos, que tengan una verdadera licencia profesional que acredite su experiencia.

Programa de ayuda voluntaria para los contribuyentes

También es importante destacar que el IRS cuenta con el Programa de Ayuda Voluntaria a los Contribuyentes (VITA, por sus siglas en inglés) y con el Programa de Asesoramiento Tributario para Personas de Edad Avanzada (TCE, por sus siglas en inglés).
Ambos ofrecen ayuda tributaria básica gratuita a las personas que reúnan los requisitos, y necesiten asistencia con la preparación de sus propias declaraciones de impuestos, incluyendo a:

  • Las personas que generalmente tienen 58.000$ o menos en ingresos.
  • Personas con discapacidades.
  • Las personas que tienen un limitado dominio del inglés.

Además, estos programas se especializan en asuntos de pensiones y temas sobre la jubilación.

¿Cuánto cobra un preparador de taxes?

De acuerdo con la Asociación Nacional de Contadores (NSA, por sus siglas en inglés), un preparador de taxes suele cobrar, aproximadamente, 261$ por una preparación de impuestos profesional con deducciones; mientras que una sin deducciones se estima alrededor de los 152$.
Esta Asociación también realizó una encuesta, a través de la que determinó los costos promedios para diferentes tipos de formas de declaración de impuestos. Entre ellos, podemos destacar:

  • Reportar pérdidas en un negocio cuesta alrededor de 218$.
  • Una declaración de impuestos para empresas cuesta alrededor de 806$.
  • Una declaración de impuestos para empresas con estatus especial cuesta alrededor de 761$.
  • Declaraciones de impuestos para una Asociación cuesta alrededor de 590$.
  • Un Fideicomiso cuesta un aproximado de 497$.
  • Organización libre de impuestos, 667$.
  • Un impuesto de Desempleo Federal tiene un costo accesible, de 63$.
  • Las Pérdidas y ganancias de capital cuestan alrededor de 142$.
  • Los ingresos y pérdidas adicionales cuestan alrededor de 165$.
  • La Declaración de impuestos para Agricultura cuesta, aproximadamente, 196$.

Sin embargo, la cantidad de dinero total que puede ganar un preparador dependerá de muchos factores, como su experiencia, el número de clientes que pueda tener, su zona de residencia y si es un trabajador independiente o trabaja para una empresa.

Pero en medidas generales, se puede decir que estos profesionales suelen contar con un salario de 50.000$ al año. No obstante, si se trata de un becario o de una persona que acaba de comenzar a desempeñarse en este empleo, las ganancias pueden ser mucho menores, ya que una cosa está clara, y es que en este servicio se paga por la experiencia.

De hecho, a continuación te mostraremos un aproximado del salario anual de los contables y preparadores de impuestos, de acuerdo al estado en el que residen. Concretamente, te mostraremos los 50 estados y cuánto ganan de media al año los contables y preparador de taxes, según el BLS:

Estado Salario anual
Alabama 35.750$
Alaska 49.450$
Arizona 37.690$
Arkansas 33.720$
California 61.970$
Colorado 73.740$
Connecticut 46.350$
Delaware 42.600$
Florida 39.230$
Georgia 39.330$
Hawaii 48.840$
Idaho 35.740$
Illinois 35.990$
Indiana 36.830$
Iowa 43.780$
Kansas 38.830$
Kentucky 44.430$
Louisiana 37.260$
Maine 42.050$
Maryland 53.560$
Massachusetts 62.300$
Michigan 54.400$
Minnesota 52.780$
Mississippi 27.520$
Missouri 41.020$
Montana 37.770$
Nebraska 43.870$
Nevada 48.270$
New Hampshire 39.670$
New Jersey 52.620$
New Mexico 39.420$
New York 54.470$
North Carolina 44.680$
North Dakota 47.310$
Ohio 49.860$
Oklahoma 46.890$
Oregon 41.930$
Pennsylvania 57.720$
Rhode Island 42.060$
South Carolina 34.260$
South Dakota 42.570$
Tennessee 46.340$
Texas 50.120$
Utah 49.860$
Vermont 48.610$
Virginia 37.770$
Washington 38.070$
West Virginia 32.200$
Wisconsin 40.280$
Wyoming 27.690$

¿Es bueno contratar un preparador de taxes?

Contratar un preparador de impuestos siempre resultará beneficioso, siempre y cuando elijas a uno realmente profesional. Que cuente con algunos años de experiencia, que sepa realizar su trabajo correctamente y que tenga su respectiva credencial.

Puede no ser el servicio más accesible del mundo, pero definitivamente te puede ahorrar muchos dolores de cabeza y horas de trabajo. Puesto que su ayuda no solo se ve traducida en evitar posibles errores en tu declaración, sino también en obtener algunos créditos y deducciones que podrías haber pasado por alto.

Es decir, al contratarlo, también podrías obtener algo de dinero (si te corresponde) en tu declaración de impuestos. Otro aspecto positivo es que una vez que encuentres a un profesional realmente efectivo, puedes convertirte en su cliente fiel.

De esta manera, te evitarás todo el proceso de búsqueda en futuras ocasiones, y únicamente él conocerá toda tu información tributaria. Lo que también podría facilitarle su trabajo, haciéndolo mucho más efectivo y rentable.

¿Cómo ser preparador de taxes?

Para ser preparador de impuestos lo primero que debes hacer es obtener un número de identificación fiscal del preparador (PTIN), que le permite al IRS saber quién es responsable de preparar cualquier declaración de impuestos en el país.

Lo mejor, es que puedes solicitarlo en línea en menos de 15 minutos. Una vez enviada la solicitud, tu número será procesado en 4 o 6 semanas. También puedes inscribirte en el programa voluntario de temporada de impuestos del IRS, que es un curso de educación continua de 18 horas que incluye otro curso de actualización de impuestos de seis horas.

Si lo completas, recibirás un certificado de registro de finalización de la temporada de impuesto anual, y se te colocará en el Directorio de preparadores de declaraciones de impuestos federales con credenciales y calificaciones selectas.

También podrías tener otros consejos básicos, como:

  • Obtener un nombre de empresa.
  • Registrar tu negocio.
  • Obtener un número de identificación del empleador.
  • Obtener un número de identificación de presentación electrónica.
  • Adquirir o crear un software de impuestos.
  • Obtener un seguro comercial.
  • Tomar medidas para proteger los datos de tus clientes

Definitivamente, este es uno de esos servicios que no se perciben como un gasto, sino como una inversión. Por ello, miles de personas en todos los estados del territorio estadounidense deciden pagarlo sin problema alguno. Lo que, a su vez, ofrece una fuente de empleo a los individuos que deseen ser preparadores de impuestos.

LogoFooter