logoNavbar

Luz prepagada: Consejos para sacarle el máximo provecho

Escrito por Ana Luzardo - 20 de abril de 2022

Luz prepagada: Consejos para sacarle el máximo provecho

La electricidad es uno de los servicios más importantes en un hogar. Más en un mundo tan interconectado como el nuestro. Cuando pensamos en los servicios eléctricos nos imaginamos yendo a pagar una factura de, lo que conocemos, como luz pospago. Pero, en la actualidad existe otra opción, que es la luz prepagada.


Con la luz pospago, el cliente paga el servicio de forma mensual a la compañía eléctrica. Esto después de consumir lo que necesitaba. Esta modalidad incluye la llegada de una factura, que le da una fecha límite para cancelar. En caso de no pagar, entonces se desconecta el servicio.

Pero, cuando hablamos de luz prepagada es diferente. Aquí te explicamos todo lo que necesitas saber respecto al tema.

Qué es la luz prepagada

La luz prepagada es cuando un contador inteligente deducir los pagos de una cuenta, en vez de generar una factura mensual. Es decir, la compañía descuenta tus gastos eléctricos diarios.

No hay un consumo acumulado como con los servicios de luz pospago. La mayoría de las empresas de luz prepagada no piden crédito, depósito, contrato a largo plazo o el número de seguro social o ID.

Esto da una mayor facilidad a los usuarios. Imagina que contrates con esta empresa eléctrica que promete mil cosas, pero la pruebas por una semana y notas deficiencias. Pero, no puedes cambiar porque hay un contrato a largo plazo.

Esos son problemas que no existen con la mayoría de las otras modalidades.

Principales diferencias de la luz pospago y la prepago

En la luz pospago convencional tú pagas por un servicio mensual después de consumirlo. En cambio, en la prepago tú pagas lo que el contador inteligente marca que consumiste en el día.

Por ese hecho, las personas la opción prepagada tienden a cambiar sus hábitos de consumo. De esa forma, no solo pagan menos, sino que contribuyen al cambio energético.

La mayoría de las empresas de luz postpago requieren revisar tu historial de crédito, por lo que si no es muy bueno, puede ser una razón para no hacer contrato contigo. En cambio, las empresas de luz prepago no lo requieren. Tampoco piden número de seguro social.

Con el servicio de luz postpago, si te desconecta la electricidad, debes pagar un cargo por pago atrasado. En cambio, cuando es prepagado, no se paga ese cargo.

Cuando se tiene el servicio de luz postpago, solo ves una factura mensual, pero con la luz prepago puedes monitorear tu consumo a diario. Puedes hacerlo incluso desde el teléfono móvil y usando algunas aplicaciones que proporcione la empresa que contrates.

Es importante señalar que ambas modalidades de electricidad tienen en común:

  • Tarifas fijas y variables
  • Tarifas de condiciones de servicio
  • Pagos automatizados

La mayoría de las empresas piden tener instalado un medidor inteligente por parte de una empresa local.

Como poner luz prepagada

Cuando se contrata el servicio los contadores de luz deducen de la tarjeta de débito o crédito su consumo. El servicio se recargará en la fecha de vencimiento de tu plan.

Lo que debes hacer es escoger la gran cantidad de compañías que sean de tu preferencia, el plan que más te convenga y listo. Desde ese momento, los medidores eléctricos empiezan a contar.

Los medidores registran el uso de la energía en tu casa, esta se transmite a la empresa en tiempo real y este se usa para conectar y desconectar el servicio, en caso que sea necesario.

Debes saber que cuando accedes a un plan prepagado, estás depositando un dinero, pero no es para comprar los kilovatios por hora inmediatamente. El contador registra el consumo en el periodo de 24 horas y la empresa que escogiste, calcula el costo basado en sus tarifas.

Recibirás un balance de la cantidad deducida de la cuenta, basada en tu consumo eléctrico y la tarifa que se aplica. Es decir, cuánto estás consumiendo de electricidad reflejado en dólares.

El precio de la electricidad puede variar a lo largo del día, a menos que tengas un plan de tarifa fija. Por ejemplo, no es tan costoso conectar la lavadora a las 4 de la mañana como conectarla a las 8 de la noche. Lo normal es que la electricidad sea más cara durante el verano y en las horas pico del día.

Ese balance llega por correo o mensaje de texto con el fin de avisar cuánto estás consumiendo, así como cuando tu saldo está bajo.

Compañías de electricidad prepagada

Existen diferentes compañías en Estados Unidos. Aquí te mostramos algunas.

Payless Power: es una empresa energética en el estado de Texas. Puedes inscribirte en línea introduciendo el código postal, información de contacto, detalles de cuenta, la descripción general, pagar y listo.

Pogo Energy: con esta empresa todo lo que debes hacer es proporcionarles tu nombre, dirección física y número de móvil. De esa forma, se comunican contigo, te mandan alertas de saldo y te mantienen actualizado. También te pedirán tu fecha de nacimiento y un usuario y contraseña.

Acacia Energy: esta compañía con sede en Texas tiene una inscripción sencilla y rápida. Solo debes registrarte proporcionando el código postal y otros datos. La empresa tiene una aplicación que permite verificar el estado de la cuenta, el saldo, los pagos y realizar un seguimiento de la cuenta.

Reliant: esta empresa también funciona de forma fácil. Solo debes ingresar el código postal, compara los planes e inscríbete. Aunque, si necesitas información en español, puedes llamar al 1-866-222-7100.

Public Service Company of Oklahoma: con el programa Power Pay puedes administrar tus facturas de electricidad según tus términos. Elige la cantidad que deseas prepagar, el método y la frecuencia de pago.

Para registrarte debes llamar al 844.769.7729. Si ya te registraste, ingresa a tu cuenta para verificar tu saldo. Al llamar te suscribes a las alertas móviles. Financia tu cuenta con un saldo inicial de $40.

Electricity Express: esta compañía solo requiere que te registres llamando al 855-722-7199. Luego haciendo un pago inicial puedes comenzar a disfrutar del servicio.

Recibirás un balance diario por mensaje de texto o correo.

Snap Energy Latino: para inscribirte con esta empresa debes llamar al 1-844-501-7627 o mandar un mensaje de texto al “61959.” Es una compañía que se compromete a proveer de electricidad sin importar tu nivel de ingresos o historial crediticio.

También tienen una app móvil para que los clientes puedan revisar el consumo, verificar el estado de cuenta, contactar con atención al cliente o pagar el servicio de luz.

Dónde recargar luz prepagada

La recarga depende de la compañía con la que contrates. Por ejemplo, con Electricity Express puedes recargar desde el celular, en línea o yendo al centro de pago.

Payless Power también permite hacer pagos en línea y monitorear el consumo, haciendo una revisión periódica del consumo.

Con Pogo Energy es distinto. Ellos ofrecen la opción de recargar en alguno de los 10,000 lugares dispuestos para este fin. Con dinero en efectivo puedes proporcionar un número de cuenta o código de barras, pagar y listo.

Obtendrás un código de barras en el teléfono al enviar un mensaje de texto con la palabra Barcode al número 24197. Muestra el código de barras al cajero y podrás hacer una recarga de tu cuenta.

Empresas como Snap Energy Latino o Acacia Energy permiten recargar desde una aplicación móvil. Aunque Snap Energy acepta pagos en lugares como Fidelity Express y Money Gram.

Reliant es muy diverso para pagar. Puedes hacerlo ingresando a tu cuenta, yendo en persona a alguno de los puntos destinados para esto; llamando por teléfono al 713-207-7243 o al 1-866-222-7100 para pagar con tarjeta de crédito o cuenta de banco.

También puedes pagar tu servicio de Reliant por correo, enviando cheques a estas direcciones. Otra opción es pagando con código de barras con dinero en efectivo.

Compañías baratas y sin depósito

La mayoría de las empresas de luz prepagada no piden hacer un depósito. Para determinar qué es barato para ti, te invitamos a comparar las tarifas y planes de las empresas que compartimos contigo.

Sin embargo, también podrías aprender a reducir tus gastos en electricidad. De esa forma, bajarás lo que se refleja en tu factura.

Cómo reducir los gastos en electricidad

Existen algunos tips que puedes usar para reducir tus gastos eléctricos. Porque, aunque cambies a luz prepagada, no pasará nada si no cambias los hábitos.

1. Ordenar tu gasto eléctrico

¿Sabes en qué gastas tanta energía eléctrica? Haz una lista sobre qué es lo que usas. Así podrás saber qué es lo que gasta energía.

Por ejemplo:

  • Calefactor
  • Computador
  • Televisor
  • Aire acondicionado
  • Nevera

Al tenerlo en papel, podrás tomar consciencia de dónde está el mayor consumo. Por ejemplo, puede que dejes el ordenador encendido durante mucho tiempo y sin usarlo, o que enciendas el aire acondicionado por demasiado tiempo.

2. ¿Realmente necesitas tanta iluminación?

¿Cuántas lámparas enciendes? ¿Realmente necesitas tantas? Aunque no parezca, una bombilla o dos, contribuyen al aumento en la factura eléctrica.

La recomendación para ahorrar es dejar encendidas, solo las lámparas que sean necesarias. Para eso, localiza solo las que son importantes y puedes inutilizar o retirar las que no.

3. Electrodomésticos: un mundo aparte

Todos lo sabemos: los electrodomésticos son los que más consumen. De hecho, se sabe que los frigoríficos, las lavadoras y los congeladores encabezan la lista de los que más consumen energía.

Pero ¿Cómo reducimos el impacto? Se trata de electrodomésticos cruciales. Pues, puedes lavar ropa en horas donde el costo de la luz es menor, por ejemplo.

La otra opción es que, si tienes la oportunidad de sustituir tus electrodomésticos, hazlo por otros que sean más ecológicos y de menor consumo energético.

Estos pueden parecer costosos, pero a largo plazo, con todo lo que puedes ahorrarte en electricidad, te darás cuenta que estás haciendo un ahorro enorme a futuro.

4. Hazte el hábito de desconectar equipos

Sí, cuando apagas la tv, la consola o cualquier otro equipo, no dejan de consumir energía. Están en un modo reposo, con su lucecita roja encendida, esperando para arrancar más rápido la próxima vez que los encienda. Incluso pasa con el cargador del móvil.

De hecho, consumen hasta un 8 o un 10% de la electricidad cuando se dejan encendidos.

Desconectar los equipos puede ser tedioso, pero un buen hábito ahorrativo a largo plazo.

5.- Usar el modo de bajo consumo

Algunos equipos tienen modos de ahorro de energía. Estos son, por ejemplo, la computadora. Utiliza su modo de bajo consumo para que consuma menos.

6.- Utiliza gas

Sí, la cocina eléctrica puede ser una gran opción ¿Pero sabes cuánto consume? La cocina a gas puede ser una opción que ayude a reducir el consumo eléctrico.

Así que, como ves, puedes escoger la empresa de luz prepagada que desees y comenzar a usar sus beneficios.

LogoFooter