logoNavbar

¿Cómo rentar un apartamento sin crédito en Estados Unidos?

Escrito por María Perdomo - 1 de septiembre de 2022

¿Cómo rentar un apartamento sin crédito en Estados Unidos?

La renta de apartamentos sin crédito en Estados Unidos no es una leyenda urbana. De hecho, existen cientos de propiedades de este tipo a las que podrías acceder. Pero, por supuesto, primero debes aprender cómo rentar un apartamento sin crédito y muchos aspectos más. Al saber sobre este tema podrás alquilar una propiedad de manera realmente beneficiosa para ti.

Concretamente, hablaremos sobre rentar departamento en USA, especificándote qué necesitas para rentar en Estados Unidos. Además de ómo pagar un alquiler sin crédito, cómo puedes mejorar tu crédito con una renta y más aspectos sobre cómo rentar un apartamento sin crédito.

Renta de apartamentos sin crédito

Para aprender cómo rentar un departamento sin crédito, lo primero que debes saber es que, a pesar que la mayoría de propietarios e inmobiliarias solicitan una verificación de tu puntaje e historial crediticio para considerarte como una buena opción de inquilino, aún existen algunas opciones para rentar sin crédito.
De hecho, existen algunas formas claves de rentar un departamento sin historial crediticio en el país. Entre ellas, podemos destacar:
Buscar un propietario privado: el trabajo de un propietario privado es llenar de inquilinos cada una de sus propiedades, para aliviar la carga de la hipoteca, impuestos sobre la propiedad y servicios públicos. Por ello, suelen ofrecer la posibilidad de alquilar sin crédito.
Por ello, lo más recomendable es que busques a este tipo de propietarios online o en los diferentes condados y urbanizaciones de Estados Unidos. De hecho, muchos de ellos suelen colocar carteles gigantes que indican que cierta propiedad puede alquilarse sin crédito. De esa manera las personas que lo puedan estar necesitando acudan a ellos.
Encuentra un codeudor: el codeudor es aquella persona que, junto al inquilino principal, asume la responsabilidad sobre el pago mensual del alquiler de la propiedad. Por supuesto, este deberá tener una buena solvencia crediticia para ayudarte con tu solicitud en línea y alquiler.
Además, no tendrá que vivir contigo, solo asumir la responsabilidad del alquiler junto a ti. De manera que, cuando no puedas pagar, este pueda hacerlo sin ningún tipo de inconveniente.

Por ello, la mayoría de los propietarios e inmobiliarias solicitan la presencia de un codeudor al momento de firmar el contrato de alquiler, en caso que no cuentes con historial crediticio.
De esa manera, ambos podrán realizar una firma conjunta, que significará que si no puedes pagar el alquiler, tu firmante codeudor será responsable de cubrir dichos costos. Por supuesto, al hacer esto, en realidad estarías comprometiéndote a pagar siempre a tiempo tu renta. Porque de otra manera estarías perjudicando a la persona que aceptó ser tu codeudor.
Roomie con buen historial crediticio: en Estados Unidos es perfectamente normal compartir renta con un roomie o compañero de cuarto. De hecho, la mayoría de los estudiantes e, incluso, algunos adultos viven de esta manera.
Por ello, recién has llegado al país y cuentas con un trabajo y con tus papeles en regla, pero aún no has construido un historial crediticio, puedes optar por esta opción. Por supuesto, la persona que elijas debe tener un buen historial de crédito, de esta manera, el propietario podrá aprobar su solicitud en función de sus ingresos combinados, así como la calificación crediticia de tu compañero.
Pagar más por adelantado: hablando se entienden las personas, especialmente si se ofrece un poco más de dinero. Por ello, muchas personas sugieren que pueden pagar un poco más para ingresar al inmueble, ya sea pagando un mes adicional u ofreciendo un bono más grande.
Esto no solo le demostrará al arrendador que realmente quieres rentar la casa, sino que también cuentas con la solvencia financiera suficiente como para cubrir los gastos mensuales y que estás dispuesto a negociar.
Está de más decir que lo realmente importante es que cuentes con los fondos para cumplir tu promesa. De lo contrario, el arrendador podría perder la confianza en ti y se retractaría de alquilarte su hogar.
Comprobante de ingresos: en caso que no puedas optar por las opciones explicadas anteriormente, puedes intentar obtener un comprobante de ingresos para mostrarle al arrendador que cuentas con todos los medios disponibles pagar la mensualidad del hogar.
Sin embargo, debes tener en cuenta que los propietarios generalmente buscarán un ingreso que sea dos o tres veces mayor que el valor de la renta. Además, podrían preguntarte si tienes activos o dinero ahorrado, en caso de perder tu trabajo.
Esa es su manera de asegurarse que no dejarás de pagar el alquiler mes a mes.
Muéstrate interesado en mudarte lo antes posible: las personas que se ofrecen a mudarse a la nueva casa inmediatamente suelen encontrar departamento más rápido, debido a que todas las propiedades vacantes suelen costarle mucho dinero a los propietarios.

Por ello, si ofreces mudarte lo antes posible, podrías convencer al propietario de arrendarte sin crédito. Por supuesto, esto no solo se trata de ofrecerse, sino de cumplirlo y tardar, máximo, una semana en mudarte, en caso que te acepten el alquiler.
Acuerdo mensual: por otro lado, un acuerdo mensual podría brindar versatilidad tanto al propietario como a ti, ya que no estarán dependiendo de un único contrato con normas inamovibles o arbitrarias. En este caso, se podría acordar un pago de alquiler más alto, la opción de pagar todo en efectivo o pagar algunos meses por adelantado.
Lo importante, es que determinen las condiciones que mejor funcionen para ambos en este acuerdo mensual. Así verán que existen muchas otras opciones, además de ofrecer un historial crediticio.
Primer mes por adelantado: ya hemos mencionado esto en diferentes ocasiones, pero creemos que es justo dedicarle un párrafo exclusivamente para reiterarlo. Principalmente, porque esta es una de las prácticas más efectivas para convencer a un propietario de alquilarte sin historial o puntaje crediticio.
Recuerda que el puntaje e historial de crédito realmente solo son una medida de tu solvencia financiera. Por lo que los arrendatarios suelen fijarse en ellos para determinar si eres un buen candidato como inquilino o no.
Así que, al mostrarte dispuesto a pagar un mes por adelantado, no solo les estarás diciendo que mantienes tus finanzas bajo control. Sino que también cuentas con la posibilidad de realizar pagos por adelantado y que estás muy interesado en la propiedad.
Mayor depósito de seguridad: otra opción para lograr rentar sin crédito, es ofrecer un depósito de seguridad o un depósito de alquiler más grande. De hecho, si este puede ser en efectivo, mucho mejor.
Esto también demostrará que tus ingresos son suficientes para alquilar y evidenciará tu compromiso al propietario, quien se sentirá mucho más seguro de alquilarte su hogar, ya que gran parte del riesgo de renta se habrá mitigado.

¿Qué necesito para rentar en Estados Unidos?

Aprender cómo rentar un apartamento sin crédito en Estados Unidos no es lo único que debes saber para lograrlo, también debes saber qué necesitarás para alquilar. Para ello, existen 5 puntos clave que debes considerar:
Documentos de identificación: si has emigrado a Estados Unidos y aún no cuentas con algunos de los documentos de identificación básicos del país, como:

  1. La Green Card.
  2. Licencia de conducir.
  3. Número de Seguro Social.

Puedes mostrar tu pasaporte como documento de identidad. Por supuesto, este debe estar vigente y, además, deberías mostrar algún documento que compruebe que aún estás tramitando tus papeles en el país.
Comprobante de ingresos u otras opciones de verificación de ingresos: sabemos que contar con un historial o puntaje crediticio es fundamental para alquilar en el país, pero no indispensable. Por eso te recomendamos contar con otras opciones de verificación de ingresos, como un comprobante u ofrecerte a pagar más y por adelantado.
Recibos de cuenta de tu banco: si eres freelance y no cuentas con un comprobante de ingresos por parte de tu empleador, los recibos de tu cuenta de banco serán suficientes para verificar tu solvencia financiera.
Referencias: contar con referencias de empleadores, especialmente por escrito, podría facilitar tu proceso de alquiler sin crédito. De esta manera comprobarían, de alguna otra manera, que eres una persona responsable.
No olvides que el arrendador es un empresario que desea asegurarse que eres una persona en la que podría confiar. Así que contar con referencias es un punto a tu favor.
De hecho, si las consigues, debes tener en cuenta que deben estar redactadas como una carta formal, y deben incluir el nombre completo y datos de contacto de la persona que te referencia.
Renta de depósito: en muchos países suelen solicitar una renta de depósito para ingresar a cualquier propiedad, y Estados Unidos no es la excepción.
Principalmente, porque esto es el equivalente a un mes de alquiler. Lo que le permite al arrendador comprobar tu solvencia financiera y cubrir cualquier cuota de alquiler que no haya sido pagada o algunos daños ocasionados a la propiedad.
El monto total tiende a ser de un mes de alquiler. Aunque algunos propietarios o arrendatarios suelen solicitar hasta 3 meses de depósito.
ITIN: el ITIN no es más que el Número de Identificación Personal del Contribuyente, catalogado como un número de tramitación de impuestos que emite el Servicio de Impuestos sobre la Renta (IRS).
Sin embargo, en algunos casos, puede considerarse como el equivalente a una cédula de identidad al alquilar. Por lo que, si piensas rentar y eres extranjero, puedes proporcionar tu ITIN para que el arrendador vea que tienes intenciones de permanecer por mucho tiempo, legal y responsablemente, en el país.

¿Cómo pago el alquiler sin crédito?

La manera de pagar tu alquiler sin crédito dependerá de tu arrendatario, administrador de la propiedad o agente de bienes raíces. Debido a que es algo que cada propietario establece o determina.
Algunas formas de pagar tu alquiler pueden ser:

También es importante destacar que algunos propietarios suelen permitir pagos con tarjeta de crédito. Lo que puede costarte un poco más, concretamente, entre un 2.9% y 4% extra. Sin embargo, te puede ayudar a construir, poco a poco, tu historial crediticio en el país.
Por ejemplo, si tu alquiler es de 1.500$ mensuales, esto podría significar que deberás desembolsar un pago adicional de 60$ cada vez que pagues tu renta. Lo que representaría, después de un año, 720$ o casi medio mes de alquiler, solo en tarifas.

¿Puedo mejorar mi crédito con una renta?

Como te comentamos anteriormente, sí puedes mejorar tu crédito con una renta. Solo debes preguntarle al propietario, administrador, agente de bienes raíces o arrendatario si aceptan los pagos con tarjeta de crédito, y comenzar a pagar de esta manera tu mensualidad.
No obstante, debes recordar que esto podría resultarte entre un 2% y 4% más costoso. Así que debes asegurarte de poder cubrir dichos montos cada mes.
Entre los beneficios que puede aportar este método de pago a tu crédito, podemos mencionar:

  • Podrás aumentar tu calificación crediticia si paga sus facturas a tiempo, todo el tiempo.
  • Potencialmente, puedes obtener puntos de recompensa o devolución de efectivo según los términos de tu tarjeta de crédito.
  • Podrás devolver el costo en cuotas, siempre sujeto a las multas e intereses que la tarjeta pueda cobrar.

Aprender cómo rentar un apartamento sin crédito es totalmente posible. Solo debes tener en cuenta todo lo explicado anteriormente y, preferiblemente, aplicarlo en alguna de las ciudades santuario del país.

LogoFooter