logoNavbar

Camión para vender comida en USA: ¿es buena idea?

Escrito por María Perdomo - 22 de julio de 2022

Camión para vender comida en USA: ¿es buena idea?

La vida está fragmentada en pequeños momentos que pueden ser irrelevantes o claves para nuestro futuro, pero será nuestra decisión aprovechar al máximo cada uno de ellos. Por ejemplo, existen personas que un día decidieron comprar un camión para vender comida en Estados Unidos, y sin saberlo, estaban dando el primer paso crear un imperio.


Existen otras que también decidieron comprar un camión para vender comida, y puede que no hayan creado un imperio, pero sí edificaron un negocio familiar que ha pasado de generación en generación, generando abundancia para todos.

De cualquier manera, adquirir uno o varios camiones de comida usados puede resultar una gran inversión. Siempre y cuando sepas gestionar el negocio, ofrezcas comida de calidad y sigas invirtiendo inteligentemente.

Camiones equipados para venta de comida

Por ejemplo, los camiones equipados para vender comida suelen incluir todo lo necesario para vender alimentos a los clientes. Por lo tanto, no tendrás que preocuparte por invertir en el equipamiento necesario para realizar y distribuir la comida.

De hecho, antes se vendían camiones de comida exclusivamente para vender helados u hot dogs.

Sin embargo, ahora la venta de camiones de comida se ha expandido y diversificado. Por lo que podrás encontrar móviles equipados inteligentemente para realizar todo tipo de platillos, como americana, mexicana, india, griega, wafles, cupcakes, bocadillos de langosta, dumplings, milanesas, pupusas salvadoreñas, falafel y otros.

Las personas están conscientes que estos camiones están destinados no solo a satisfacer el paladar de los clientes, sino también sus apretadas agendas. Porque enfrentémoslo, resulta mucho más sencillo comprar un taco en un food truck para comerlo mientas te diriges a tu trabajo, que entrar a un restaurante, sentarte, esperar la orden, etc.

Pero aunque estos camiones parezcan ser una gran opción para emprender en USA, existen algunos factores que debes tener en cuenta antes de comprar. Por ejemplo, la zona en la que lo ubicarás y la cantidad de dinero que invertirás, teniendo en cuenta que un camión para vender comida normalmente oscila entre los 10.000$ y 90.000$.

Para que tengas un panorama mucho más claro, ahondemos un poco más en cada uno de estos factores:

El pan de negocios: recuerda que este camión no solo será un móvil que te permitirá distribuir comida a la comunidad, sino que será la fuente de riqueza y empleo de tu familia. Es decir, será un emprendimiento serio con grandes probabilidades de convertirse en una gran empresa.

Por supuesto, para ello necesitarás realizar un plan de negocio, incluso antes de realizar la inversión. Concretamente, debes contemplar:

  • A quién le venderás.
  • Cuál será la mejor ubicación para tu camión.
  • Cuál va a ser tu margen de utilidad.
  • Quienes serán tus proveedores.
  • Cuáles serán tus gastos.
  • Quién formará parte del personal con el que trabajarás.
  • ¿Brindarás entregas a domicilio?

Todo esto es indispensable para que tu negocio vaya tomando forma, y tengas cubiertas cada una de las bases para hacerlo un gran éxito.

Ubicación: como te comentamos anteriormente, es importante que sepas donde ubicarás tu camión. Principalmente, porque, a diferencia de un restaurante común, el objetivo de este negocio será ir hacia donde estén tus clientes, para que ellos luego lleguen a ti.

No obstante, uno de los beneficios de estos vehículos es que podrás reubicarte, y elegir una mejor locación de acuerdo con el tipo de platillos que venderás y tus potenciales consumidores.

El concepto: existen camiones de comida mexicana, tailandesa, orgánica, gourmet, vegetariana, americana, italiana, india, china, e incluso aquellos que están enfocados en los cortes de carne o fusiones gastronómicas. De hecho, hoy también podemos contar con food trucks que funcionan como cafeterías o pastelerías.

Honestamente, la lista es infinita, porque estos camiones han evolucionado hasta adoptar una infinidad de conceptos que engloban a la mayoría de las gastronomías del mundo en este país. Por lo tanto, tú también debes adoptar uno.

Puedes enfocarte en la gastronomía de tu país natal o fusionarla con algún otro tipo de comida que sepas preparar muy bien. Por ejemplo, hace días vi un camión de comida que fusionaba la comida hawaiana con la brasilera, y era sencillamente increíble.

Además, es importante que este concepto se vea reflejado en todo el diseño de tu camión. Ten en cuenta que no solo son los exquisitos aromas que emanan estos camiones los que atraen a los clientes, sino también sus atractivos y creativos diseños.

Menú: también es fundamental que diseñes un menú de manera clara y concisa, y lo coloques en un tablero visible con precios y fotografías. De esta manera, los clientes no tendrán que preguntarte qué vendes a cada momento, sino que verán exactamente lo que ofreces mientras se dirigen a tu camión.

De hecho, muchos dueños de camiones de comida aseguran que esto puede incrementar hasta un 200% las ventas.

Canales de venta: hablando de ventas, otro de los grandes beneficios de comprar este tipo de vehículo es que puedes contar con una amplia gama de canales de ventas. Por ejemplo, puedes:

  1. Asistir a eventos y festivales gastronómicos.
  2. Ofrecer servicio de catering a empresas.
  3. Brindar un servicio de banquetes a fiestas.
  4. Y movilizarte por los diferentes puntos de la ciudad en la que vivas.

Permisos: para nadie es un secreto que Estados Unidos es el país de los permisos, ya que cada estado o ciudad tiene sus propias regulaciones. Por ello, es indispensable que te asegures de cuál es la normativa que debes seguir para adquirir y establecer un camión de comida en tu lugar de residencia.

Generalmente, los permisos más relevantes que necesitarás serán la licencia comercial, el permiso de manipulación de alimentos, el certificado de seguridad alimentaria y el permiso de salud. También puede que te pidan el seguro de tu negocio, impuestos, registro de tu marca y un seguro para tus trabajadores.

Promoción: una vez que obtengas todos tus permisos, y hayas determinado cuál será el diseño, menú, concepto y plan de negocio de tu camión, será momento de utilizar las redes sociales para promocionar tu negocio.

Concretamente, tus redes deben ser como una sala de muestra de todo lo que tu emprendimiento representa. Así que considera no limitarte a únicamente publicar fotos sobre tus platillos, y anímate a enseñarles a las personas cómo los preparas, lo que hace tu equipo detrás del mostrador, cómo interactúas con tus trabajadores y más.

¿Cómo comprar un camión para comida?

Si ingresas ahora mismo a internet y colocas “camión para vender comida” podrás observar toda una lista de páginas web y ventas de este tipo de vehículos. Por supuesto, nosotros te recomendamos visitar las más conocidas y seguras, como eBay.

Una vez que ingreses a la página web, solo debes contactar con algún vendedor que te produzca confianza, y del que te asegures que tenga todo en orden, y solicitarle ver el camión.

Te recomendamos evaluar si tiene o no un equipamiento, las condiciones de la cocina y el sistema de refrigeración, y si el camión tiene la capacidad de trasladarse a grandes distancias.

Por supuesto, también es importante que veas el diseño del mismo, y cómo podrías renovárselo en caso de ser necesario.

Además, debes considerar cuál tipo de camión de comida deseas comprar, ya que existen muchos diferentes diseños, como:

Mini food truck: estos son camiones que pueden ser operados por una sola persona de manera sencilla, porque cuentan con muy poco espacio y normalmente están diseñados para preparar pocos platillos. Siendo ideales para comenzar a incursionar en la industria de los food trucks como una mini cafetería o pastelería.

Además, pueden ser modificados para que su diseño incluya motos, vehículos pequeños, o anclados como tráileres a los mismos vehículos. Y, por supuesto, suelen ser más económicos que otros.

Combi food truck: estos también son modelos de camiones pequeños, pero que normalmente son creados a partir de vans, específicamente la Volkswagen modelo 1950. A diferencia de los mini, cuentan con un poco más de espacio, por lo que tienen la capacidad de ser operados por dos personas.

Sin embargo, su mantenimiento suele ser alto, especialmente si tienen el motor original.

Tráileres: los remolques o tráileres son normalmente prefabricados y cuentan con mucho más espacio que las opciones mencionadas anteriormente. Además, resultan mucho más sencillos de adaptar y modificar, y también suelen ser menos costosos.

La única desventaja es que no están diseñados para movilizarse por sí solos. Es decir, tendrás que comprar otro vehículo para remolcarlo, en caso que desees trasladarte con él.

Camiones de comida originales o clásicos: finalmente, los food trucks clásicos son normalmente creados a partir de autocaravanas o vehículos recreacionales, y cuentan con más espacio que todos los anteriores.

Igualmente, como te mencionamos haca unos párrafos atrás, suelen venderse totalmente equipados e incluyen el beneficio de poder moverse o transportarse por sí mismos, sin la necesidad de otro vehículo para remolcar.

¿Cuánto cuesta un camión de comida?

Un camión para vender comida suele costar alrededor de 10.000$ y 90.000$. Sin embargo, el precio de los camiones nuevos suele oscilar entre los 50.000$ y 175.000$, por lo que debes decidir, de antemano, si deseas adquirir uno nuevo o usado.

Los precios también pueden variar de acuerdo al tipo de camión que desees comprar, el estado en el que vivas, el equipamiento que traiga el camión, las remodelaciones que le puedan haber hecho, en caso de ser usado, y más.

Pero independientemente de si compras un camión usado o nuevo, debes asegurarte de:

  • Hacerlo con suficiente tiempo, para no olvidar ningún tipo de papeleo o pasar por alto detalles importantes de la compraventa.
  • Que cumpla con los requisitos y normas de seguridad de tu localidad.
  • Obtener los permisos de operación y toda la documentación necesaria.

Todo este proceso puede tardar más de un año, por lo que debes estar preparado financieramente para ello. Recuerda que este será tu negocio, por lo que no puedes dejar ningún detalle en manos del destino o la suerte.

¿Cuánto cuesta registrar un camión de comida?

Los costos de registrar un camión de comida en Estados Unidos pueden variar de acuerdo al vehículo que tengas. Por ejemplo, existen personas que han invertido hasta 400$ en permisos y registros, y 300$ para la contratación de un abogado que los asesore durante todo el papeleo, lo que resulta en un estimado de 700$.

Mientras que otras personas han tenido que pagar hasta 2.000$ en permisos y licencias, y otros 2.000$ en gastos de seguro. Sin embargo, esto también podría cambiar dependiendo del estado en el que residas y el tipo de negocio que desees emprender.

¿Cuánto se puede ganar con un food truck?

Con un food truck podrías ganar de 5.000$ hasta 50.000$ al mes. Todo dependerá, principalmente, de la ciudad en la que te instales y el tipo de comida que vendas.

De hecho, una encuesta de Food Truck Empire, realizada a 223 propietarios de food trucks en Florida, Nueva York, Texas, Oregón y California, reveló que estos obtuvieron las siguientes ganancias:

  • El 21.52% ganó más de 200.000$.
  • El 30.04% ganó de 150.000$ a 199.000$.
  • El 34.08% ganó de 100.000$ a 149.000$.
  • El 10.76% ganó de 50.000$ a 99.000$.
  • El 3.59% ganó menos de 49.000$.

Lo realmente importante es que el camión de comida sea ubicado en un punto estratégico, que venda platillos creativos y de calidad y que tenga un diseño atractivo.

LogoFooter