logoNavbar

¿La bancarrota afecta a mi esposa?: aprende todo sobre ello

Escrito por Alexander.Bobadilla - 8 de junio de 2022

¿La bancarrota afecta a mi esposa?: aprende todo sobre ello

Si quieres saber qué manera afectará la bancarrota a tu esposa en este artículo encontrarás toda la información.


¿Qué es la bancarrota?

Primero que nada es necesario que sepamos qué hablamos cuando hablamos de bancarrota.

La bancarrota en USA es un proceso legal que se supervisa por los tribunales correspondientes. El propósito de la bancarrota es ayudar a individuos o empresas a eliminar todo lo que sea posible de sus deudas para aliviar su situación financiera y puedan pagar parte de lo que deben. Declararse en bancarrota tiene un efecto negativo en el historial crediticio y esto puede durar muchos años.

El promedio de la población no está preparado para atravesar sola este proceso por lo que será necesario trabajar con un abogado especializado en quiebras. Trabajar de esta manera garantizará que el proceso se dé de la manera más tranquila y elocuente. Así también te aseguras que tu bancarrota cumpla con las normas y reglamentos aplicables que se rigen para este procedimiento.

Necesitas estar al tanto que existen varios tipos de bancarrota porque el código de quiebras de los Estados Unidos identifica varios tipos. Por lo general son referidas por su capítulo en el Código de Bancarrota de los Estados Unidos.

Los individuos y empresas pueden solicitar el Capítulo 7, en este caso la propiedad puede ser liquidada para pagar a los acreedores. También puedes elegir que la propiedad sea embargada para realizar el pago o pagar al acreedor una suma equivalente al valor actual de la propiedad. Los ingresos que percibes deben estar por debajo de cierto nivel para calificar al Capítulo 7.

El Capítulo 13 también se conoce como la “bancarrota de los asalariados”. En este caso, si tienes una fuente de ingresos confiable, puedes proponer un plan de pago a los acreedores. Este plan de pago debe asegurar que devolverás el dinero en los próximos tres a cinco años. La cantidad que pagas a los acreedores se establecerá según tus ingresos después de la quiebra, no en relación con la cantidad de la deuda.

El Capítulo 9 aplica a ciudades, pueblos, aldeas y municipios en general. Para las empresas se puede aplicar el Capítulo 7 o el Capítulo 11. El caso del Capítulo 12 es similar al 13 y se reserva para empresas en las cuales el 80% de la deuda se causó por la operación de una granja familiar.

Si no puedes pagar tu deuda existe la posibilidad que un confirmante lo haga. Esto es muy similar al concepto de garante en muchos países. Esto funciona de la siguiente manera: si tu hermano firmó un préstamo de auto para ti cuando acababas de graduarte porque no tenías crédito y años después te declaras en quiebra, él sigue legalmente obligado a pagar tu deuda. Por esto, tu hermano se verá obligado a pagar el total o al menos parte de tu deuda, aunque te hayas declarado en bancarrota.

No importa que te declares en bancarrota, hay deudas que no pueden ser borradas. Teniendo en cuenta esto es recomendable que calcules toda tu deuda y tengas en cuenta cuánto cae en las categorías que no pueden ser absueltas. Si la mayor parte de la deuda recae en esas categorías, la quiebra no será la opción correcta.

Tienes que revisar la ley estatal de tu lugar de residencia, ya que no todos los estados tienen las mismas disposiciones para esta categoría. Algunos de los tipos de deudas que no pueden eliminarse en una quiebra son la pensión alimenticia, las deudas que surgen después de la quiebra, algunas contraídas entre los seis meses anteriores a la declaración en quiebra, la manutención de los niños y préstamos obtenidos fraudulentamente. Esto puede variar de un estado a otro.

Antes de declararte en bancarrota deberías revisar todas las opciones que tienes disponibles. Si puedes llegar a un acuerdo con los acreedores y generar un plan de pago, esta es la mejor opción. Además podrías vender tus bienes para cubrir la deuda.

¿Cómo afecta la bancarrota?

Si te preguntabas si hay consecuencias por declararse en bancarrota, la respuesta es sí. Además del daño psicológico y emocional e incluso social que puede causar, la bancarrota afecta tu reporte de crédito. El impacto de la bancarrota sobre tu crédito se determina según qué tan bueno sea tu puntaje.

Si tu puntaje es alto, este caerá significativamente. En cambio, si tu puntaje es bastante malo la bancarrota quizás no afecte tanto tu puntaje. Sin embargo, cuantas más cuentas estén asociadas a la prestación, mayor es el impacto en tu puntuación.

Cuanto dura la bancarrota depende de lo que tardes en cancelar tus deudas, puede afectar tu crédito por un período de diez años. Sin embargo, por lo general el historial de mal crédito se elimina pasados los siete años.

Si te interesa asesorarte sobre tu puntaje puedes hacer clic aquí.

Si te declaras en bancarrota en Capítulo 7, el proceso permanece en el reporte de crédito por un período de hasta diez años. Estar afectado de esta manera definitivamente evitará que puedas obtener tarjetas de crédito o acceder a préstamos. Si aplicas al Capítulo 11 se verá afectado el historial de la empresa y no tu historial personal.

¿Qué sucede luego de solicitar la bancarrota?

Luego de solicitar la bancarrota seguirá su curso por un proceso que involucró primero el nombramiento de un fideicomisario. Una vez pida la quiebra se asignará su caso a un fideicomisario, quien estará encargado de la administración. El fideicomisario luego tendrá que llamar a una reunión de acreedores.

En dicha reunión tendrás que responder bajo juramento acerca de tus bienes y deudas. Si bien los acreedores pueden estar presentes en la reunión, la regla general es que sólo estén presentes el fideicomisario y el deudor. Seguidamente se dará la suspensión de pagos, sus acreedores no podrán contactarlo con respecto a las deudas y si existe algún embargo este deberá darse en cese.

Una vez que se le perdonen las deudas durante la bancarrota usted tendrá que tomar un curso para ayudarlo a administrar sus finanzas. Este no es un paso que se pueda saltar, ya que la corte de bancarrota no dará por terminado su caso si no se culminan esas clases.

Si has apelado a la bancarrota del Capítulo 7, el fideicomisario puede vender sus bienes y propiedades para distribuir el dinero entre sus acreedores según las prioridades de las leyes de bancarrota. Si apela a través del Capítulo 13 tendrá que hacer un plan de pago con los cobradores para que se perdone su deuda. Al final de todo este proceso el tribunal perdonará sus deudas.

¿Cuáles son los requisitos para declararse en bancarrota?

Si se trata de una persona individual o matrimonio, antes de iniciar con el proceso de bancarrota tendrá que recibir una sesión informativa de crédito de una agencia autorizada. Esta sesión puede darse de manera presencial, por Internet o por teléfono. Luego de esto, el deudor tendrá que elegir cuál es el tipo de bancarrota que le conviene.

Como ya vimos, hay cuatro tipos de bancarrota: Capítulo 7, Capítulo 13, Capítulo 11 y Capítulo 12. De todos estos, el Capítulo 7 es el más frecuente entre los casos en los que el deudor no posee mucho patrimonio. El Capítulo 13 puede ser solicitado por personas con ingresos fijos que puedan asegurar una garantía colateral.

Las implicaciones del Capítulo 13 son similares a las del Capítulo 12, sólo que este último aplica a familias que poseen una granja o explotación agrícola. El Capítulo 11 se solicita principalmente por empresas aunque también se pueden acoger a las personas con una deuda que excede los límites que se aplican en el Capítulo 13.

¿Qué proceso hay que seguir durante la declaración en bancarrota?

Para solicitar la bancarrota es necesario completar una serie de formularios. Estos formularios requerirán información como listado total de bienes, listado de bienes excluidos según la ley, listado de deudas, declaración sobre la situación financiera, ingresos que se esperan para el futuro e identificación de acreedores con sus direcciones.

Para presentar la solicitud se debe pagar la cuota correspondiente y se debe llevar a la corte de bancarrota del lugar de residencia. Si se trata de un individuo o matrimonio, deberán presentarse en la corte una vez junto con la persona que se designe como administrador y los acreedores que decidan hacerlo.

¿Cómo saber si cumplo con los requisitos para declararme en bancarrota?

Antes de declararte en bancarrota tendrás que cumplir con una serie de requisitos, como demostrar que no puedes pagar tus deudas y completar una asesoría de crédito con un consejero aprobado por el gobierno. Este asesor te ayudará a analizar posibles alternativas ante la quiebra y a crear un plan de presupuesto personal. Si decides continuar con el proceso tendrás que decidir con qué tipo de bancarrota vas a proceder.

Por lo general, el Capítulo 7 y el Capítulo 13 son los más convenientes y ambos te pueden ayudar a deshacerte de las deudas no garantizadas, detener una ejecución hipotecaria, embargo de salarios, cortes de servicios públicos y acciones de cobro de deudas.

¿En qué afecta mi bancarrota a mi esposa?

¿La bancarrota afecta a mi esposa? Esta es una duda que se presenta ante todo hombre casado cuando se enfrenta a problemas económicos que lo obligan a tomar la decisión de declararse en bancarrota. Ante este interrogante, la respuesta es tanto afirmativa como negativa.

Te puedes declarar en quiebra de manera individual pero debes tener en cuenta ciertas cuestiones si contemplas las consecuencias que tu decisión tendrá sobre tu esposa. Tienes que pensar en las leyes de propiedad de tu estado de residencia, si tienes una deuda o propiedad en conjunto con ella y bajo qué capítulo te quieres declarar en bancarrota.

Cuando te declaras en bancarrota sólo eliminas tu responsabilidad sobre las deudas. De esta manera la bancarrota afectará a tu esposa porque no anula su responsabilidad sobre las deudas que ella haya contraído o las deudas conjuntas que tengan. Esto quiere decir que los acreedores podrían ir tras sus ingresos y bienes individuales para cobrar las deudas conjuntas que tengan.

Si te has asegurado de cubrir las deudas conjuntas antes de declararte en bancarrota, los acreedores aún pueden ir tras la propiedad separada de tu esposa. Esto es posible porque casi todos los bienes que ella adquiere durante el matrimonio pasan a ser de ambos por el hecho de estar casados. Esto incluye también a sus ingresos, por lo que ella podría sufrir embargos por parte de los acreedores.

Si has solicitado tu bancarrota con el Capítulo 13, sin embargo, se pueden proteger de los acreedores gracias a lo que se llama Suspensión del Codeudor. Este artículo hace que la bancarrota no afecte a tu esposa y ella queda resguardada. Esta suspensión prohíbe que los acreedores vayan tras los codeudores pero ten en cuenta que ellos pueden solicitar a la corte que se levante esa suspensión si no sigues el plan de pago que se ha establecido.

¿Mi esposa puede obtener crédito por mi bancarrota?

Difícilmente la pareja podrá obtener crédito por su bancarrota ya que la unión civil que se establece por el matrimonio amerita que casi todos los bienes que ella adquiera luego que se hayan casado sean bienes conjuntos. Ya vimos que la esposa podría verse afectada ante esta situación aun así se haya apelado a la Suspensión del Codeudor.

Sin embargo, si optan por declararse en quiebra como dependientes, es decir en matrimonio, ambos se verán exentos de pagar las deudas que califiquen dentro de la declaración de bancarrota. Dependiendo del capítulo que elijan podrían levantarse de deudas enormemente y crear un plan de pago para limpiar su historial de crédito.

Definitivamente hay mucho a tener en cuenta antes de tomar esta decisión y debería ser tenida en cuenta como última en la lista de soluciones a sus problemas financieros. La bancarrota no sólo afecta su historial crediticio y situación económica, sino que afecta en muchos aspectos a su vida y a su matrimonio. Antes de tomar esta decisión debe considerar todas las vías posibles y asesorarse por completo.

LogoFooter