logoNavbar

Ayuda para propietarios de viviendas en USA: ¿cómo tenerlo?

Escrito por María Perdomo - 6 de julio de 2022

Ayuda para propietarios de viviendas en USA: ¿cómo tenerlo?

. Al comprar una casa no solo estás adquiriendo una propiedad, sino también una responsabilidad financiera, ya que tendrás que pagarla acomode lugar, para no perderla o ahogarte en deudas. Por fortuna, en Estados Unidos existe la ayuda para propietarios de viviendas, que puedes obtener fácilmente, siempre y cuando cumplas con los respectivos requisitos.

¿Y cuáles son estos requisitos? Te explicamos cada uno de ellos, y muchos detalles más sobre la ayuda para propietarios de viviendas, a continuación.

Ayuda a propietarios de vivienda

La ayuda para propietarios de viviendas se presta a través del Fondo de Asistencia para Propietarios de Vivienda, (HAF, por sus siglas en inglés) y es un programa federal con el que se suele ayudar a los propietarios que se han retrasado en sus respectivos pagos de hipoteca, y otros gastos relacionados con la propiedad.
Como muchos otros programas del Estado, este nació a causa de la pandemia del Coronavirus, que causó un gran desequilibrio económico en el país. Principalmente debido al paro laboral, por el que tantas personas se vieron obligadas a dejar de percibir sus ingresos.
Así que se podría decir que este ofrece una especie de alivio hipotecario. Específicamente para todos esos propietarios que hayan perdido, al menos, 3 pagos de su hipoteca por razones económicas, para ayudarlos a evitar la ejecución hipotecaria.
También es importante destacar que este programa fue creado por la Ley del Plan de Rescate Estadounidense. Y se aplica alrededor de todo el territorio estadunidense, siendo distribuido por los estados en nombre del Gobierno Federal. Sin embargo, la ayuda puede variar de acuerdo a la región en la que te encuentres.
De esta manera, cada estado presentó su propio plan de operaciones al Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, en los que se describieron cómo funcionaría cada programa. Una vez que se aprobaron ciertos planes, cada estado pudo lanzar y ofrecer sus propios beneficios.
Incluso, algunos estados han establecido programas pilotos de asistencia hipotecaria para que puedan empezar a ayudar a los propietarios de viviendas desde antes.
Por ejemplo, la ayuda para propietarios de viviendas en Massachusetts es administrada por la Asociación de Vivienda de Massachusetts (MHP) y la Agencia de Financiamiento de la Vivienda de Massachusetts (MassHousing).

Así mismo, también colaboran la Oficina Ejecutiva de Administración y Finanzas de Massachusetts (A&F), la Oficina Ejecutiva de Vivienda y Desarrollo Económico de Massachusetts (EOHED), el Departamento de Vivienda y Desarrollo Comunitario de Massachusetts (DHCD) y la División de Bancos de Massachusetts (la División).
Sin embargo, existen ciertos beneficios económicos generales que este tipo de ayuda ha proporcionado a cada estado, entre los que podemos destacar:

  • Un mínimo de 50 millones de dólares para cada estado, el Distrito de Columbia y Puerto Rico.
  • 498 millones de dólares para tribus o entidades de vivienda designadas por tribus y el Departamento de Tierras Nativas de Hawái.
  • 30 millones de dólares para los territorios de Guam, Samoa Americana, las Islas Vírgenes de Estados Unidos y la Mancomunidad de las Islas Marianas del Norte.

También es importante destacar que esta ayuda para dueños de casa está destinada, específicamente, para personas que cuenten con ingresos iguales o inferiores al 150% del ingreso medio del área (AMI, por sus siglas en inglés). Sin embargo, este límite de ingresos puede variar de acuerdo al estado en el que residas.

Requisitos de elegibilidad

Además, existen algunos otros requisitos de elegibilidad, entre los que podemos destacar:

  • Los propietarios deben demostrar que han experimentado un impacto económico negativo debido a la pandemia, a partir del 21 de enero de 2020. Lo que los hizo retrasarse en al menos 3 pagos de la hipoteca.
  • Los propietarios deben demostrar que han presentado ciertas dificultades financieras. Como la pérdida del trabajo, la reducción de los ingresos, la reducción de las horas trabajadas, el aumento de los costos debido a la atención médica. O el aumento de los costos debido a la necesidad de cuidar a los miembros de la familia u otros problemas que hayan afectado significamente los ingresos del hogar.
  • Las personas que apliquen deben ser propietarios que ocupen una vivienda unifamiliar, condominio o vivienda de 2,3, o 4 familias.
  • Los propietarios que vivan en propiedades de inversionistas o casas de vacaciones no podrán aplicar para este tipo de ayuda.
  • Los dueños del hogar deben utilizar este como su residencia principal. Es decir, deben ocuparla al menos 5 días a la semana.
  • Las personas que apliquen deben contar con un ingreso igual o inferior al 150% del ingreso medio del área.
  • Los propietarios también deben contar con un préstamo conforme y no uno jumbo.

Estas normativas se establecieron para destinar este tipo de ayuda únicamente a las familias que realmente lo necesiten. De hecho, de acuerdo con las condiciones federales de la ayuda para propietarios de vivienda, los programas deben utilizar, al menos, el 60% de los fondos para ayudar a todas aquellas personas que tengan ingresos iguales o inferiores al 100% del AMI.

Igualmente, es fundamental recordar que los solicitantes deben enviar copias de lo siguiente:

  1. Documento de identificación personal, como licencia de conducir, pasaporte, identificación militar, tarjeta de residente permanente.
  2. Estado de cuenta de hipoteca reciente.
  3. Aviso de ejecución hipotecaria redactado por el administrador de la misma.
  4. Declaración federal de impuestos.
  5. Documentación de ingresos del hogar, como talones de pago, formulario W-2.
  6. Formulario 1099.
  7. Carta de concesión de desempleo.
  8. Carta de adjudicación del seguro social.
  9. Documentación de compensación laboral.
  10. Carta de concesión de discapacidad.

¿Cómo acceder a la ayuda para propietarios?

Para acceder a la ayuda para propietarios, lo primero que debes hacer es visitar la página web oficial del Fondo de Asistencia para Propietarios de Casas. Allí podrás seleccionar el estado al que perteneces, para conocer los requisitos de elegibilidad del programa en ese lugar.
Si eres elegible, solo debes llenar los formularios correspondientes y seguir los pasos que te indica la página web para comenzar con el proceso.
No obstante, es importante considerar que existen estados que aún no cuentan con este programa, o incluso que ya lo cancelaron, puesto que consideran que la pandemia ya no afecta tanto a los propietarios. Así que debes estar preparado en caso que en tu estado no cuente con este tipo de beneficio.

Una segunda opción

Pero tranquilo, que en estos casos los propietarios suelen optar por otros tipos de ayuda del gobierno, como El Programa de Esperanza para propietarios, que es un programa que provee hipotecas nuevas, de 30 años y de tasa fija, aseguradas por la Administración de Vivienda Federal (FHA, por sus siglas en inglés).
De esta manera, los propietarios con dificultades para pagar sus hipotecas podrían obtener una refinanciación y una hipoteca que se encuentre a su alcance económico. Sin embargo, tanto el prestamista como los prestarios deben acordar participar.
Para aplicar a este programa, debes ingresar a la página web oficial de la Administración de Vivienda Federal, y verificar si cumples con cada uno de los requisitos para aplicar. En caso que seas elegible, también debes llenar los formularios correspondientes y seguir los pasos que te indique la página.

¿Qué puedo pagar con la ayuda para propietarios?

Concretamente, puedes obtener ayuda para responsabilizarte por 3 tipos de pagos respecto a tu vivienda propia. Entre los que podemos mencionar:

Pago de impuestos

De acuerdo con el Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos, los propietarios de viviendas en el país pueden disfrutar de una deducción hipotecaria que, a su vez, puede disminuir sus respectivos impuestos.
De hecho, algunos expertos en finanzas señalan que esta es una de las mejores maneras de reducir el pago de impuestos en USA. Principalmente, porque recibes créditos disponibles de manera legal, gracias a la propiedad que adquiriste.
Por supuesto, para obtener este tipo de beneficio, tendrás que revisar los requisitos de elegibilidad del estado en el que residas.

Reparaciones en la vivienda

La principal ayuda por la que optan los propietarios, es para realizar reparaciones en sus respectivos hogares. Para ello, optan por los diferentes programas de rehabilitación del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, por sus siglas en inglés).
Estos programas te permitirán acceder a diferentes tipos de préstamos respaldados por el Gobierno, para que puedas llevar a cabo un proyecto específico en tu hogar o lo repares.
Pero, como siempre, es importante destacar que algunos programas están disponibles para todo el territorio estadounidense, mientras que otros solo se encuentran vigentes en algunos estados del país.

Pago de hipoteca

Como te comentamos anteriormente, la ayuda para propietarios de viviendas te permitirá cubrir hasta 3 pagos de hipoteca atrasados. Evitando así la ejecución hipotecaria y protegiendo tu bien más preciado, que es tu hogar.
Esta ayuda se puede prestar gracias al Fondo de Asistencia para Propietarios de Vivienda, (HAF, por sus siglas en inglés) que es un programa federal con el que se suele ayudar a los propietarios que se han retrasado en sus respectivos pagos de hipoteca, y otros gastos relacionados con la propiedad.
Concretamente, el Gobierno aprobó un presupuesto de 10 billones de dólares en Estados Unidos, que fue repartido por los diferentes estados del país. Para que puedan aliviar la carga hipotecaria de muchos dueños.
Además, se autorizó otorgar este tipo de beneficio a diferentes estados, territorios de Estados Unidos, tribus del país o sus TDHE, y al Departamento de tierras natales de Hawái.
Igualmente, los propietarios pueden utilizar la asistencia HAF para pagar el seguro de la vivienda, cuotas de la asociación de propietarios, servicios públicos (como electricidad, gas, energía doméstica, agua y aguas residuales), servicio de internet y ciertas reparaciones en el hogar.
Entre otros préstamos e incentivos por los que podrías optar como propietario del hogar, podemos destacar:

  • Los préstamos hipotecarios de HUD (en inglés).
  • El Seguro Hipotecario para Rehabilitación de Viviendas, que cubre el costo de comprar o refinanciar y rehabilitar una casa que tiene al menos un año de antigüedad.
  • Diferentes programas de alivio de cada comunidad, sobre los que puedes consultar en la oficina del HUD de tu estado.
  • Préstamos e incentivos para las modificaciones de eficiencia energética.
  • Crédito tributario por eficiencia energética de la vivienda.

¿Hasta cuánto dan de ayuda a propietarios?

En cuanto a la cantidad de ayuda que se preste a los propietarios, dependerá del tipo de programa que elijas y el estado en el que residas. Sin embargo, si estamos hablando de la ayuda para propietarios de viviendas, que se presta a través del Fondo de Asistencia para Propietarios de Vivienda, (HAF, por sus siglas en inglés) podrías obtener un monto suficiente para cubrir hasta 3 pagos atrasados de tu hipoteca.
Sin embargo, como podrás haber notado, existen muchos otros tipos de ayuda para propietarios, que establecen diferentes requisitos, límites de ingresos y beneficios. Por lo que es importante que consultes cuál sería el más adecuado para ti, dependiendo de tu situación financiera o el estado en el que residas.
Lo realmente importante es seleccionar un programa amigable con los inmigrantes, que ofrezca beneficios reales. Y si se trata de un préstamo, posibilidades de pago con las que puedas cumplir responsablemente sin problema alguno.

LogoFooter